Un viaje con rostro humano a las heridas aún abiertas del franquismo

María Martín, en un fotograma del documental ‘El silencio de otros’

«Yo tenía seis años cuando fueron a por mi madre, gente del pueblo, todos los de Franco. La encontraron al día siguiente, en la orilla de la carretera. No la pudieron poner en el cementerio. El pueblo no les dejó». La voz gastada de María Martín, una anciana nonagenaria, navega por sus recuerdos mientras la vemos depositar un ramo de flores junto al quitamiedos de una carretera, apoyada en un bastón. El contraste entre las imágenes que pueblan su memoria y la belleza de la luz de la mañana que inunda la escena tiene algo de perturbador.

Del cuello de María cuelga un medallón con la imagen de su madre, Faustina López González, asesinada el 21 de septiembre de 1936 en Buenaventura, un pequeño pueblo de Toledo, durante los primeros meses de la Guerra Civil española. La foto, un rostro en sepia de otro tiempo al que se decidió no mirar demasiado para poder seguir adelante, parece un antídoto contra el olvido, pero María no ha dejado de recordar ni un solo día desde hace más de ocho décadas. Y como el de su madre, hasta 100.000 cadáveres permanecen aún a la espera de ser exhumados en toda España. «Este es el sitio de la fosa», cuenta, mirando a la cámara, en la cuneta, con los ojos llorosos: «Mira, allí, en esos zarzales, tiraron las ropas». Y luego: «Qué injusta que es la vida… No la vida, los humanos. Somos injustos».

Almudena Carracedo y Robert Bahar
Almudena Carracedo y Robert Bahar, en el Festival Hot Docs, en Toronto. Foto: Julio César Rivas / Lattin Magazine

María Martín murió en 2014, unos años después de la grabación de esta escena, con la que arranca el documental El silencio de otros. Falleció sin haber podido recuperar los restos de su madre, y sin haber podido cumplir la promesa que le hizo a su padre de que lo haría. Su historia es uno de los ejes de una película, realizada por la española Almudena Carracedo y el estadounidense Robert Bahar que, a lo largo de seis años, acompaña de forma íntima y a la vez discreta las vidas de varias víctimas y familiares de víctimas del franquismo, en su batalla por que se haga justicia y contra la imposición por ley del olvido, el perdón y el silencio. El documental, que cuenta con la producción ejecutiva de El Deseo (la productora de Pedro y Agustín Almodóvar), obtuvo el Premio del Público y el Premio de Cine por la Paz de la Fundación Heinrich Böll en el último Festival de Cine de Berlín, y se presentó este viernes en Toronto, en el marco del Festival Internacional de Documentales Hot Docs, uno de los más importantes del mundo, si no el que más, en su género.

«Se nos ha impuesto ese silencio, y lo hemos asumido; mi generación aún sabe un poco, pero la siguiente apenas conoce nada, no es parte de su memoria ni de sus luchas colectivas», cuenta a Lattin Magazine Carracedo, nacida en Madrid en plena transición española a la democracia. «No es una película sobre la Guerra Civil, ni pretendemos explicar la transición; nuestra historia es en presente», añade. «Puedes buscar información en Google, pero no te puedes poner en el lugar del otro si no te sumerges en su historia», explica, a su vez, Robert Bahar: «Nuestra intención era bucear en esas historias, en lo que se hizo invisible durante cuarenta años».

Niños robados

El documental aborda, a través de testimonios y experiencias personales (el contexto histórico se resuelve con una voz en off en apenas unos minutos al principio), tres siniestras caras del franquismo cuyas heridas continúan abiertas para muchos de quienes las sufrieron y sus descendientes: los desaparecidos de la Guerra Civil, los torturados durante la dictadura y los cientos de casos de niños robados, arrebatados a sus madres nada más nacer mediante falsos informes de defunción, algunos de los cuales llegan incluso hasta comenzada ya la década de los ochenta, varios años después de la muerte de Franco.

Los recuerdos de los torturados y las secuelas con las que aún conviven (desde el trauma mismo de la tortura al hecho de que, como en el caso de José María ‘Chato’ Galante, su torturador, Antonio González Pacheco, ‘Billy el Niño’, siga viviendo impunemente a unos cuantos metros de su casa) son desgarradores, como lo es también el dolor de los familiares de los enterrados en las cunetas, incapaces de poder cerrar su duelo tantas décadas después. Hay una especie de alivio agridulce y difícil de procesar cuando vemos, por ejemplo, a Ascensión Mendieta, de 90 años, llorar ante los huesos medio descompuestos de su padre, Timoteo, un sindicalista fusilado en Guadalajara en 1939, cuyos restos pudieron ser finalmente exhumados en 2017 gracias al proceso internacional puesto en marcha por la jueza argentina María Servini.

the silence of the others 2
José María Galante recorre las antiguas dependencias policiales en las que fue torturado, en el documental ‘El silencio de otros’

Pero es el escándalo de los niños robados, por lo poco conocido que sigue siendo entre la sociedad española en general, lo que resulta, quizá, más impactante. «Empezamos a grabar interesados por los casos de los niños robados, y por el hecho de que algo así hubiese podido ocurrir en España, y fue entonces cuando nos encontramos con la querella argentina», explica Carracedo. Así, el proyecto, que no estaba concebido en un principio como especialmente largo, acabó convirtiéndose en un trabajo de seis años y más de 450 horas de rodaje.

Justicia universal

La llamada querella argentina, cuya construcción, desarrollo y consecuencias nos muestra desde dentro el documental, es la demanda interpuesta finalmente en el país suramericano, y dirigida por la jueza Servini, ante el persistente silencio y las trabas legales a los que se enfrentaban las víctimas en su propio país, como consecuencia de la Ley de Amnistía de 1977, aún vigente. La única excepción que les había abierto un camino en España, el intento del juez Baltasar Garzón de aplicar al franquismo los mecanismos de justicia universal que le permitieron iniciar el histórico proceso contra el exdictador chileno Augusto Pinochet, acabó con el procesamiento del propio juez.

«Es importante situar a España en ese contexto internacional en el que después de un conflicto se han abierto procesos de investigación, como ha ocurrido en Ruanda, Sudáfrica o Camboya», señala Bahar. «España, que fue pionera en el uso de la justicia universal [en el caso Pinochet], niega esa misma justicia para sus propios crímenes», apunta Carracedo.

the silence of the others 3
Acensión Mendieta, que pudo finalmente exhumar los restos de su padre, ante los medios, en el documental ‘El silencio de otros’

Hace poco más de un mes, el 20 de marzo, el Congreso español rechazó, con los votos en contra de tres partidos (incluyendo el conservador PP, en el Gobierno, y el PSOE, socialista) una reforma de la Ley de Amnistía que habría abierto una vía para juzgar los crímenes del franquismo. La reforma ni siquiera pretendía derogar completamente la ley o abrir juicios contra cualquier cualquier acto político cometido antes de 1975 que hubiese resultado en delito. Solo buscaba reformar la norma para que algunos crímenes considerados imperdonables hasta por Naciones Unidas, como la desaparición forzada o la tortura, pudiesen ser juzgados. «¿Cómo puede un país como España, con instituciones democráticas ya fuertes y asentadas, permitir este tipo de cosas?», se pregunta Carracedo.

«Existen»

El documental, en cualquier caso, no es un panfleto político, ni pretende ser tampoco un exhaustivo repaso a la historia reciente de España. Es, al final, algo mucho más humano. Y esa intimidad que destila (se llega a olvidar que hay una cámara rodando) no habría sido posible de no ser por, como explican sus propios realizadores, dos factores fundamentales: el mucho tiempo que pasaron con los protagonistas y sus familias, y la sencillez de los medios técnicos que utilizaron.

«Éramos tan solo yo con la cámara y Robert con el sonido, y eso fue creando una confianza especial», explica Carracedo. «La primera vez que grabas todo es más consciente, pero después de treinta veces esa barrera desaparece», añade. De hecho, tanto ella como Bahar siguen en contacto con muchas de las personas que aparecen en el filme: «Quince de ellos estaban con nosotros en el estreno», cuenta Bahar: «Fue muy emocionante cuando el público empezó a aplaudir, y ellos pudieron sentir que su historia está viva, que, al fin, existen».

El hecho de que los acontecimientos fuesen incorporándose a la película a medida que se iban produciendo otorga además al documental un dramatismo especial. «No sabíamos qué iba a suceder después, o cómo iban a acabar, por ejemplo, los procesos judiciales», señala Bahar. A lo largo de los años que transcurren en la película hay muchos momentos de frustración, de desánimo ante batallas judiciales perdidas tras haber celebrado lo que parecía una pequeña victoria, instantes de rabia ante una impunidad que parece blindada. Pero también escenas en las que se abre paso cierta esperanza, la constatación de que han surgido ya las primeras grietas en ese muro de silencio, de que las voces que han permanecido tantos años al otro lado, y que en la mayoría de los casos no hablan de venganza, sino de justicia, empiezan, por fin, a escucharse.

Enlace a Vimeo: Trailer de ‘El silencio de otros’

Las heridas abiertas del Yak-42

El 26 de mayo de 2003, el peor accidente sufrido por las Fuerzas Armadas Españolas en su historia segaba en Turquía las vidas de 75 personas, 62 de ellas, españolas (61 militares y un guardia civil).

Las víctimas del Yak-42 fueron enterradas en apenas 48 horas, pero las negligencias ocurridas antes y después de la tragedia y los muchos interrogantes suscitados desde entonces (el mal estado del avión, la precipitación en la repatriación de los cuerpos, las responsabilidades políticas…) siguen vivos casi seis años después.

Hace sólo unos días empezó por fin en la Audiencia Nacional el juicio a los presuntos responsables de que 21 familias no pudiesen despedir dignamente a sus seres queridos porque sus restos no habían sido identificados correctamente.

Éstas son las claves del accidente y de todo lo que ha ocurrido después, en 25 preguntas respuestas.

EL ACCIDENTE

1. ¿Cómo ocurrió?

A las 01.30 horas GMT del 26 de mayo de 2003, un avión Yakovlev 42‑D de fabricación rusa se estrelló cerca del aeropuerto de Trebisonda (Trabzon, Turquía), donde iba a realizar una escala técnica.

El avión, que se dirigía a la Base Aérea de Zaragoza, había comenzado su viaje el 24 de mayo en Kharkiv (Ucrania) y había realizado escalas en las bases aéreas españolas de Zaragoza y Torrejón de Ardoz (Madrid) y en Estambul (Turquía).

Según el informe de la Comisión de Investigación de Turquía, el piloto no siguió la ruta establecida por el aeropuerto turco para la aproximación en el primer intento de aterrizaje y tuvo que abortarlo. Antes del segundo intento, al piloto se le pidió que subiese a 6.000 pies, pero se elevó a 6.200 y cruzó la vertical de navegación del aeropuerto hacia el sur, donde estaban las montañas en las que se estrelló.

2. ¿Cuántos muertos hubo?

El accidente, el más grave de la historia de las Fuerzas Armadas de España, costó la vida a 61 militares y un guardia civil españoles. Todos ellos formaban parte de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), y regresaban a casa tras permanecer cuatro meses en este país asiático y en Kirguizistán.

A las víctimas españolas se sumaron los doce tripulantes ucranianos del avión y un ingeniero de vuelo bielorruso.

3. ¿Qué reflejó la caja negra del avión?

Los últimos minutos de vuelo del Yak-42 sólo quedaron reflejados en las conversaciones de los pilotos con la torre de control de Trebisonda, ya que, a pesar de que el Ministerio de Defensa español, a cuyo frente se encontraba entonces Federico Trillo (PP), declaró que se encontraba «intacta», la caja negra del avión no funcionaba desde hacía un mes y medio.

4. ¿Cuáles fueron las causas del accidente?

En noviembre de 2005, el informe final de la Comisión Internacional de Investigación del siniestro, presentado por el Ministerio de Defensa, revela que el accidente se debió al cansancio de la tripulación, a diversos fallos al aterrizar y a deficiencias en el mantenimiento del avión.

EL ESTADO DEL AVIÓN

5. ¿Qué tipo de avión era?

El Yakovlev ‘Yak-42′ es un avión comercial de tres reactores diseñado por la compañía rusa Yakovlev. Sustituyó al jet bimotor Tupolev Tu-134 como avión de pasajeros de medio alcance.

6. ¿A quién pertenecía?

La contratación de la aeronave había sido encargada por el Ministerio de Defensa a la Agencia de Mantenimiento y Apoyo de la OTAN (NAMSA). El contrato con NAMSA se formalizó en febrero de 2002 para cubrir el traslado de los contingentes españoles en el extranjero, dado que España no contaba con aviones de transporte estratégico.

NAMSA sacó a concurso la adjudicación de medios aéreos y resultó ganadora la empresa británica Chapman Freeborn, que a su vez subcontrató a la compañía aérea ucraniana Ukranian Air Mediterranean (UM-Air), la que finalmente fletó el vuelo.

7. ¿Se conocían las deficiencias?

El 16 enero de 2004 un informe encargado por Defensa constató la existencia de catorce partes de queja elevados por mandos militares sobre deficiencias de los vuelos antes del accidente del Yak-42.

Según informó La Voz de Asturias, dos meses antes del siniestro militares españoles destinados en las misiones internacionales en Afganistán expresaron su preocupación por la falta de seguridad de los aviones ucranianos contratados por Defensa para realizar los traslados. Algunos incluso se dirigieron al grupo socialista para manifestar sus quejas.

El 1 de abril de 2003, la diputada socialista por Cádiz, María del Carmen Sánchez Díaz, trasladó estas quejas al Ministerio mediante una batería de preguntas.

El 12 de mayo, sólo unos días antes del accidente, Defensa contestó que «hasta el momento, no se ha puesto de manifiesto el malestar al que hace referencia», y que «los aviones cuentan con todos los requisitos exigidos por Aviación Civil para operar».

En octubre de 2004, el nuevo ministro de Defensa, José Bono (PSOE) anunció medidas contra «las Jefaturas del Estado Mayor Conjunto y de la División de Operaciones» por la contratación del Yak y reveló que se cambió de avión –Tupolev por Yakovlev– un mes antes del accidente para «ahorrar 6.000 euros», que la tripulación superaba las 23 horas de vuelo y que no funcionaban la caja de registro de voz de la cabina ni el sensor de combustible.

8. ¿Qué dijo Trillo tras el accidente?

Afirmó que el Yakovlev pasó por una «completa revisión» tras diez años de utilización, y por otra por obligación, el 10 de abril anterior, tras las preceptivas 600 horas de vuelo.

Ante el Congreso señaló que el accidente se debió a un «dramático error humano».

EL PROCESO JUDICIAL SOBRE EL ACCIDENTE

9. ¿Cuándo se llevó el caso a los tribunales?

El proceso judicial por el accidente del Yak-42, centrado en el estado del avión, comenzó en octubre de 2003 cuando la Asociación de Familiares de Víctimas presentó una denuncia en la Audiencia Nacional para el esclarecimiento de las circunstancias del siniestro. La juez Teresa Palacios rechazó la demanda porque los hechos se habían producido fuera de España y el piloto era extranjero.

10. ¿Cómo se retomó?

En febrero del año siguiente (2004), el juzgado número 2 de Zaragoza admitió a trámite una demanda civil contra la compañía aérea ucraniana UM Air, propietaria del avión.

El proceso acabó dos años después con la condena a UM Air, a Chapman Freeborn y a la reaseguradora Busin JointStock Insurance a pagar una indemnización millonaria a los familiares de los 62 militares (entre 8.856 y 131.000 euros, según el grado de relación con el fallecido). Todas las familias, menos una, recurrieron la sentencia.

Los recursos presentados, tanto por los familiares como por las empresas condenadas, obligaron a la celebración de un nuevo juicio en noviembre de 2008. El juicio fue aplazado por quedar pendiente la recepción de algunas pruebas.

LA IDENTIFICACIÓN DE LOS RESTOS

11. ¿Cómo se identificaron los restos?

Tras el accidente, las autoridades turcas comienzan la identificación de los cuerpos. Muchos de ellos están irreconocibles, por lo que toman muestras de ADN. Los restos, no obstante, son repatriados a España antes de que finalicen las identificaciones, con el objetivo de que lleguen a tiempo para la celebración de un funeral de Estado.

En este sentido, varios testigos han declarado que el Ministerio de Defensa quería repatriar los cadáveres «cuanto antes», pese a que conocía que 30 de los cuerpos que regresaban lo hacían sin haber sido identificados aún.

El funeral se decidió en Defensa, en una reunión presidida por Federico Trillo, y sin conocer detalles sobre la identificación de los cadáveres, según declaró el ex jefe de Estado Mayor del Ejército, Luis Alejandre

12. ¿Cuántos cuerpos se identificaron mal en España?

Los 30 mencionados, aunque sólo pudieron exhumarse posteriormente 21, ya que nueve de ellos habían sido incinerados.

Pese a que los responsables de las identificaciones llegaron a asegurar a algunos familiares que todo se había realizado correctamente, los forenses de la Audiencia Nacional y del Instituto Nacional de Toxicología que analizaron los restos tras ser exhumados en febrero de 2005 ratificaron que encontraron hasta tres perfiles genéticos distintos en uno de los de los féretros. Los familiares de estas víctimas enterraron y se despidieron de cuerpos que no eran los de sus seres queridos.

13. ¿Quién se encargó de esas identificaciones?

Los responsables fueron el general médico Vicente Navarro, el comandante José Ramírez y el capitán Miguel Sáez. El primero asumió la responsabilidad de los errores y exculpó a Trillo y a sus subordinados. Los tres están siendo juzgados en la Audiencia Nacional.

14. ¿Cómo justificaron los errores?

El general Navarro, que se encargó de elaborar la lista de los 62 militares españoles fallecidos, ha admitido en el juicio que pudieron «bailarle» nombres y números en la relación de cadáveres que elaboró, aunque insistió en la posibilidad de que las autoridades turcas cometieran «errores» en la entrega de los cuerpos porque «hubo mucho trasvase de bolsas».

«No hay ningún general infalible», dijo ante las preguntas del fiscal.

15. ¿Qué sostienen los turcos?

El médico forense turco que se encargó de la identificación de los militares españoles acusa de mentir a los militares españoles que están siendo juzgados. Según indicó, éstos sabían que «estaban firmando un documento en el que se detallaba que faltaban por identificar 30 cadáveres». Apuntó asimismo que el equipo médico turco guarda restos de ADN como «prueba de su inocencia».

El forense aseguró que el general Navarro le dijo que «no había tiempo para realizar todas las autopsias porque había prisa por repatriar los cadáveres para celebrar la ceremonia militar en Madrid».

Según su versión, Defensa intentó que Turquía asumiese los errores de las identificaciones: «El ex secretario de Estado de Defensa, Javier Jiménez Ugarte, vino a Turquía y pidió a las autoridades turcas que aceptáramos todos los problemas que estaban surgiendo, algo que no fue aceptado».

16. ¿Cómo y cuándo se descubrieron los errores?

El 17 mayo de 2004, 37 familiares de las víctimas se sometieron a pruebas de ADN en el Instituto de Toxicología de Estambul, adonde viajaron en un avión fletado por Defensa. Allí comprobaron que hubo al menos 22 errores en la identificación de los fallecidos.

En septiembre de ese mismo año se confirma que las 30 identificaciones realizadas por el equipo médico español a los cuerpos de los 62 fallecidos fueron erróneas, según las pruebas de ADN efectuadas a 56 familias por el Instituto Nacional de Toxicología español.

En noviembre, la juez Teresa Palacios ordena la exhumación y toma de muestras para la confirmación de las identidades de las víctimas del accidente y cita a declarar como imputados a los generales Vicente Carlos Navarro y José Antonio Beltrán, al comandante médico Ramírez García y al capitán Sáez García.

El 11 de enero de 2005 los cadáveres son identificados definitivamente por el forense de la Audiencia Nacional y unos días después los familiares recogen los restos y se celebra una misa funeral en el cementerio madrileño de la Almudena.

17. ¿Cuál fue la reacción del Ministerio de Defensa?

El 29 junio de 2004 Federico Trillo comparece ante el Congreso y lamenta «profundamente» que los errores encontrados en la identificación de los cadáveres hayan causado «más dolor» a las familias, al tiempo que pide «disculpas» y asegura que se actuó con «buena fe». No asume responsabilidades políticas.

Un mes más tarde el Gobierno aprueba el pase a la reserva de los generales Navarro y Beltrán.

Posteriormente, el Tribunal Supremo archiva dos querellas contra Trillo, al considerar que ya se sigue una causa penal por el accidente en la Audiencia Nacional.

18. ¿Se atribuyeron responsabilidades?

En junio de 2005 el Congreso aprueba por mayoría una proposición no de ley que declara la responsabilidad de los poderes públicos y del ya ex ministro de Defensa Federico Trillo por las «graves negligencias» en la contratación e identificación de los cadáveres.

Trillo afirma que no se puede imputar a un Gobierno la muerte de los militares y atribuye las responsabilidades al Estado Mayor de la Defensa, en concreto al entonces jefe del Mando Aéreo de Levante, Carlos Gómez Arruche.

EL PROCESO JUDICIAL SOBRE LAS IDENTIFICACIONES

19. ¿Qué ocurrió en los tribunales?

La jueza Teresa Palacios, que ordenó la exhumación de los cadáveres, dejó el caso al tomar posesión del Juzgado Central de Instrucción Número 3 de la Audiencia Nacional. Le sustituyó el juez Fernando Grande-Marlaska, que fue recusado por la Asociación de Familiares de las Víctimas por haber participado anteriormente en la instrucción de la causa penal por este accidente.

La Audiencia Nacional, sin embargo, rechazó la recusación del juez y multó con 300 euros a la asociación por apreciar mala fe en su actuación.
Grande-Marlaska archivó la causa en la que investigaba las irregularidades cometidas en la identificación de los cadáveres, decisión que fue recurrida por el fiscal y por la Asociación de Familiares.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional obligó entonces al juez a reabrir la investigación, y, en enero de 2008, Grande-Marlaska cita a los ex ministros de Defensa Federico Trillo y José Bono a declarar como testigos.

En mayo Grande-Marlaska decide no imputar a Trillo al no encontrar indicios contra él, y en julio abre juicio oral contra Navarro, Ramírez y Sáez.

20. ¿Cuándo ha comenzado el juicio?

Casi seis años después del accidente y una vez finalizado el proceso de instrucción, el pasado 24 de marzo comenzó en la Audiencia Nacional el juicio sobre la identificación de los cadáveres de los militares fallecidos.

En el banquillo de los acusados se sientan los mencionados Navarro, Ramírez y Sáez, acusados de dos delitos de falsificación de documentos oficiales por los que el teniente fiscal de este tribunal, Fernando Burgos, pide penas de entre cuatro años y medio y cinco años de cárcel.

El tribunal está presidido por Javier Gómez Bermúdez.

21. ¿Comparecerá algún responsable político?

En principio, no. El pasado 6 de marzo, la sección primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional rechazó la comparecencia como testigos del ex presidente del Gobierno José María Aznar y de los ex ministros de Defensa Federico Trillo y José Bono.

El 24 de marzo, el tribunal volvió a rechazar la petición de que testificasen Aznar y Trillo.

Por otra parte, el tribunal ha rechazado también los testimonios del número tres de Defensa cuando Trillo era ministro, Javier Jiménez-Ugarte, lo que, según fuentes jurídicas citadas por el diario El País, cierra el camino a cualquier posibilidad de llamar al ex ministro (Jiménez-Ugarte era secretario general de Política de Defensa en el momento del accidente, y fue el designado por Trillo para hablar con las familias una vez que empezaron a sospechar que algunas identificaciones eran erróneas).

22. ¿Qué ha dicho Rajoy?

Mariano Rajoy, presidente del PP (partido por el que Trillo es diputado), ha dicho que el ex ministro de Defensa «ya pidió perdón» por los «problemas causados» con el accidente del Yak-42, y que «yo también pido perdón», añadiendo que Trillo «no podía quedar inhabilitado políticamente para los siglos de los siglos».

23. ¿Cuáles son las próximas comparecencias?

El juicio se reanudará el próximo día 15 con la declaración como testigos de dos médicos turcos que participaron en las autopsias de los fallecidos y de un miembro del instituto de toxicología de Estambul, encargado del cotejo de pruebas de ADN.

Con estas declaraciones concluirá la prueba testifical del juicio y el tribunal ha previsto que los días 20, 21 y 22 de abril se habiliten para la prueba documental y la presentación de informes definitivos.

LAS VÍCTIMAS

24. ¿Cómo se ha honrado a los fallecidos?

A parte de la celebración de un funeral de Estado, en el que estuvieron presentes los Reyes, el Príncipe y el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, el 25 de mayo de 2007 el Consejo de Ministros aprobó el ascenso honorífico de los militares fallecidos.

En junio del año pasado se inauguró en una base en Burgos el primer monumento instalado en un recinto militar español en recuerdo del accidente, que se sumaba a los ya existentes en el lugar del siniestro (en Turquía) y en la base de Kabul (Afganistán), de la que partieron los militares.

Además, en 2007, Zaragoza les dedicó un parque memorial en el centro de la ciudad, y en 2006 los Reyes inauguraron «Mirada Horizonte II», en Madrid, en memoria de los caídos en misiones de paz en el exterior desde 1987.

25. ¿Quiénes eran?

Ésta es la lista de los militares españoles fallecidos en el accidente del Yak-42 facilitada en su día por el Ministerio de Defensa:

Del Ejército de Tierra:

  • Teniente coronel José Ramón Solar Ferro (Noja, Cantabria)
  • Comandante José Antonio Fernández Martínez (Madrid)
  • Comandante Antonio Novo Ferrero (Guitiriz, Lugo)
  • Comandante Felipe Antonio Perla Muedra (Madrid)
  • Comandante José Manuel Ripollés Barrios (Sidi Ifni)
  • Capitán Manuel Gómez Generes (Pamplona)
  • Capitán Ignacio González Castilla (Madrid)
  • Capitán Santiago Gracia Royo (Zaragoza)
  • Capitán Juan Ignacio López de Borbón (Madrid)
  • Capitán José María Muñoz Damián (Zaragoza)
  • Capitán Jesús Mariano Piñan del Blanco (Gijón, Asturias)
  • Teniente David Arribas Cristóbal (Burgos)
  • Teniente Antonio Cebrecos Ruiz (Santander)
  • Teniente Mario González Vicente (Madrid)
  • Teniente Sergio Maldonado Franco (Herrera de Pisuerga, Valladolid)
  • Subteniente Godofredo López Cristóbal (Valdeolivas, Cuenca)
  • Brigada César Garciela González (Vigo)
  • Brigada Juan Bonel Suárez (Madrid)
  • Brigada Francisco Javier Cobas Ligero (Ceuta)
  • Brigada Miguel Ángel Díaz Caballero (Granada)
  • Brigada Emilio Gonzalo López (Madrid)
  • Brigada Juan Carlos Jiménez Sánchez (Madrid)
  • Brigada José Ignacio Pacho González (Bilbao)
  • Sargento Primero Blas Aguilar Ortega (Valencia)
  • Sargento Primero Francisco de Alarcón García (Valencia)
  • Sargento Primero Francisco Javier Hernández Sánchez (Murcia)
  • Sargento Primero Sergio López Sáez (Zaragoza)
  • Sargento Primero Iñigo Maldonado Franco (H. de Pisuerga, Palencia)
  • Sargento Primero Rafael Martínez Micó (Alfafar, Valencia)
  • Sargento Primero Alberto Antonio Mustienes Luesma (Zaragoza)
  • Sargento David González Paredes (Zaragoza)
  • Sargento Eduardo Hernández Mañez (Valencia)
  • Sargento Juan Ramón Maneiro Cruz (Madrid)
  • Sargento Juan Jesús Nieto Mesa (Montehermoso, Cáceres)
  • Sargento José Gabino Nve Hernández (Bata, Guinea)
  • Sargento Miguel Sánchez Alcázar (Villanueva de los Infantes, Ciudad Real)
  • Cabo primero Juan Jesús Rivas Rodríguez (Salamanca)
  • Cabo primero Feliciano Vegas Javier (Cáceres)
  • Cabo primero José Ignacio Viciosa García (Palencia)
  • Cabo José Israel Ferrer Navarro (Albacete)

Del Ejército del Aire:

  • Teniente David Gil Fresnillo (Segovia)
  • Brigada José María Plazos Vidal (Marín, Pontevedra)
  • Brigada Eduardo Rodríguez Alonso (Sotes, La Rioja)
  • Brigada Francisco Moro Aller (Valdesogo, León)
  • Brigada Pedro Rodríguez Álvarez (Sotes, La Rioja)
  • Sargento Primero José M. Sencianes López (Málaga)
  • Sargento Primero José Luis Moreno Murcia (Barcelona)
  • Sargento Primero Miguel A. Aldaba García (Madrid)
  • Sargento Primero Ismael Hipólito Lor Vicente (Zaragoza)
  • Sargento Primero José Antonio Tornero Rodenas (Albacete)
  • Sargento Francisco J. Cardona Gil (Valencia)
  • Alférez David Paños Saa (Madrid)
  • Subteniente Joaquín Álvarez Vega (San Esteban de Pravia, Asturias)
  • Cabo Primero Fernando España Aparisi (Valencia)
  • Cabo Primero Vicente Agulló Canda (Lalín, Pontevedra)
  • Cabo Primero Juan C. Bohabonay Domínguez (Las Palmas)
  • Cabo Javier Gómez de la Mano (León)
  • Soldado David García Díaz (Santander)
  • Soldado Edgar Vilardell Iniesta (Hospitalet de Llobergat, Barcelona)
  • Soldado Miguel Ángel Calvo Puentes (Madrid)
  • Soldado Carlos Ortiz García (Zaragoza)

De la Guardia Civil:

  • Comandante Javier García Jimeno (Ceuta)

La baja por maternidad se topa con la crisis

Los empresarios no parecen estar muy de acuerdo con la vieja idea de que los hijos vienen con un pan debajo del brazo, al menos en lo que respecta a sus empresas. Esta misma semana, la patronal europea se ha mostrado contraria a la propuesta de ampliar la baja por maternidad a 18 semanas que estudia la Comisión Europea con el objetivo, entre otras cosas, de impulsar la natalidad y frenar el envejecimiento de la población en el continente.

Según la patronal, la medida supondría un coste económico excesivo en los actuales tiempos de crisis, y retrasaría la salida de la recesión. Y los empresarios no son los únicos en protestar: al Gobierno alemán, por ejemplo, tampoco le ha hecho gracia.

En contra de esta visión, sin embargo, la Comisión, respaldada por los sindicatos y por numerosas asociaciones de apoyo a la mujer o a la familia, argumenta que la iniciativa no sólo favorecerá la creación de empleo (femenino, en este caso), sino que, además, supone una apuesta de futuro, ya que, a falta de una integración real y justa de los inmigrantes en el mercado de trabajo, de momento, cuantos menos niños nazcan, menos trabajarán el día de mañana para garantizar los sistemas de pensiones de una sociedad cada vez más envejecida. También, afirma, contribuirá a avanzar en la igualdad de oportunidades laborales entre el hombre y la mujer.

La propuesta aún no ha sido aprobada, pero el debate ya está servido, más aún teniendo en cuenta que no parece muy probable que la crisis económica vaya a dar un respiro en los próximos meses.

Todos los detalles del permiso por maternidad y por paternidad, en España y en el mundo, así como las claves de la propuesta europea y las reacciones que ha suscitado, en 30 preguntas y respuestas.

LA BAJA MATERNAL EN ESPAÑA

1. ¿Qué es la baja por maternidad?

La baja por maternidad, conocida también como baja maternal, es el periodo de descanso laboral legalmente establecido para todos los trabajadores en los supuestos de maternidad biológica, adopción y acogimiento familiar, durante el cual la Seguridad Social les paga un subsidio económico (prestación por maternidad).

Muchas organizaciones consideran preferibles los términos «descanso» o «permiso» a «baja», entendiendo que la baja alude a una enfermedad, algo que la maternidad no es.

2. ¿Qué objetivo tiene?

La prestación por maternidad trata de cubrir la pérdida de ingresos que sufren los trabajadores cuando se suspende el contrato o se interrumpe su actividad para disfrutar de los periodos de descanso por maternidad, adopción y acogimiento.

Con ello se reconoce el derecho de los padres a cuidar de sus hijos en las primeras semanas después del parto, sin que esto les suponga un perjuicio económico, intentando favorecer así, al menos en teoría, la conciliación de la vida familiar y laboral, y el incremento de la natalidad.

3. ¿Cuánto se cobra?

En España, la prestación económica consiste en un subsidio equivalente al 100% de la base reguladora correspondiente al trabajador afectado. La base reguladora es el resultado de dividir el importe de la base de cotización del trabajador en el mes anterior al de la fecha de inicio del periodo de descanso por el número de días a que dicha cotización se refiere (30, si el trabajador tiene salario mensual).

4. ¿Cuándo se inicia?

El derecho a la prestación nace desde el día mismo del parto o desde el inicio del periodo de descanso, en el caso de que éste, generalmente por razones médicas, sea anterior. En los casos de adopción o acogimiento, empieza a partir de la resolución judicial de adopción o de la decisión administrativa o judicial de acogimiento.

5. ¿Quién puede pedir la prestación?

Todos los trabajadores por cuenta ajena y cuenta propia, incluidos los contratados para la formación y a tiempo parcial, cualquiera que sea su sexo (con los condicionantes que marca la ley), y que disfruten de los mencionados periodos de descanso por maternidad, adopción y acogimiento familiar, preadoptivo o permanente.

6. ¿Qué hace falta para pedirla?

Hay que estar dado de alta en la Seguridad Social y tener cubierto un periodo mínimo de cotización de 180 días dentro de los siete años inmediatamente anteriores a la fecha del parto o al inicio del descanso. O bien, tener 360 días cotizados a lo largo de toda la vida laboral.

7. ¿Cuánto dura?

En España, la duración general del periodo de la baja por maternidad es de 16 semanas ininterrumpidas. Hay excepciones atendiendo a casos como partos, adopciones o acogimientos múltiples, o a situaciones de discapacidad u hospitalización del recién nacido.

El descanso se puede disfrutar en régimen de jornada completa o a tiempo parcial.

8. ¿Qué pasa si el parto es múltiple?

Las 16 semanas son ampliables en dos semanas más por cada hijo a partir del segundo en los casos de parto múltiple.

9. ¿Y si el hijo es prematuro?

Si el bebé es prematuro o requiere hospitalización tras el parto, una vez transcurridas las seis primeras semanas posteriores al alumbramiento, los padres pueden suspender el resto del disfrute de esta prestación (10 semanas) y reanudarla a partir de la fecha del alta hospitalaria.

10. ¿Qué ocurre si la baja coincide con las vacaciones?

En muchos casos, la baja maternal coincide con el periodo vacacional de la empresa, y, a veces, ésta deniega las vacaciones aludiendo a que, por ley, el mes de vacaciones debe disfrutarse dentro del mismo año.

Sin embargo, una sentencia del Tribunal de Justicia de la Comunidades Europeas establece que cualquier trabajadora debe disfrutar de sus vacaciones anuales en un periodo distinto al del permiso por maternidad, a lo que el Tribunal Constitucional agregó que debe ser así «incluso cuando al servirse de tal permiso se haya superado la fecha límite para el goce de las vacaciones».

11. ¿Qué son las excedencias?

Se puede solicitar una excedencia para atender al cuidado de un hijo o de un menor acogido. En este caso, la duración del periodo considerado de cotización efectiva dependerá de los supuestos contemplados en la Ley General de la Seguridad Social, modificada con la entrada en vigor de la Ley de Igualdad que amplió el alcance y duración de esta prestación.

LA BAJA MATERNAL EN OTROS PAÍSES

12. ¿Cuánto dura la baja en otros países europeos?

Las 16 semanas de baja por maternidad que establece la ley en España sitúan a nuestro país en el octavo lugar dentro del ranking de los países europeos, que encabeza Suecia, con 96 semanas, según un informe de la consultora Mercer Human Resource.

Aparte de casos como el sueco, actualmente la duración más común de la baja por maternidad en Europa varía entre las 14 semanas (en un pequeño número de Estados miembros, como Alemania) y las 28 (República Checa).

En algunos (Noruega), puede alcanzar incluso las 52 semanas, aunque sólo una parte de este periodo está remunerado.

  • Suecia. Hasta 96 semanas. Antes del parto se concede un subsidio prenatal durante 50 días. Después, el subsidio parental se paga durante 450 días.
  • Italia. Dos meses antes del parto y tres meses después. Pero el importe es el 80% del sueldo medio percibido durante el mes anterior a la baja.
  • Noruega. 52 semanas por parto. Las mujeres que hayan trabajado durante seis de los diez meses anteriores al parto tienen derecho al 100% del sueldo durante 42 semanas; el resto cobra el 80% del sueldo medio hasta las 25 semanas.
  • Reino Unido. La duración total de la baja por maternidad puede llegar a 40 semanas, pero sólo están remuneradas 18. La baja puede comenzar 11 semanas antes de la fecha prevista para el parto y terminar 29 semanas después. El sueldo es del 90% durante las seis primeras semana.
  • Francia. Para el primer y segundo hijos se establecen 16 semanas (seis de ellas, antes de la fecha prevista para el parto). Para el tercer hijo, 26. El subsidio es el 84% del salario base.
  • Austria. 16 semanas (ocho antes del parto y otras ocho después). El subsidio es del 100%.
  • Alemania. 14 semanas, desde la sexta anterior al parto y durante las ocho siguientes. La prestación se calcula según el salario.
  • Portugal. 12 semanas, seis de ellas antes del parto. La prestación es del 100% del salario.

13. ¿Y fuera de Europa?

A la cola de los países que pagan subsidios está Singapur, con ocho semanas. En Estados Unidos la ley no establece subsidio alguno, pero hay ayudas estatales si la empresa tiene menos de 50 empleados, y existen también otros beneficios aplicables a través de diversas leyes federales. En Canadá la baja puede llegar hasta las 50 semanas, y en Suráfrica hasta los cuatro meses, aunque con sólo el 60% del salario. En Angola y en Afganistán son tres meses (90 días) con el 100% del sueldo.

Aparte de Estados Unidos, sólo en otros cuatro países del mundo no está reconocido el derecho universal de los trabajadores a un subsidio por maternidad. Se trata de Australia, Liberia, Suiza y Papúa y Nueva Guinea. En algunos de ellos, como Australia, existen, no obstante, bonificaciones por cada nacimiento (los llamados «bonos bebé) que pueden llegar a ser equivalentes a un subsidio ordinario.

14. ¿Cuál es la duración recomendada?

Organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o UNICEF creen que una baja seis meses de duración es la idónea para favorecer la lactancia materna y garantizar un mejor desarrollo del bebé. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) recomienda 18 semanas.

LO QUE PROPONEN

15. ¿Qué ha propuesto la Comisión Europea?

La Comisión Europea (CE) ha propuesto ampliar de 14 a 18 semanas la duración mínima en toda la UE de la baja por maternidad.

El Ejecutivo comunitario quiere además que, como regla general, las mujeres que estén de baja por maternidad sigan recibiendo su salario mensual completo. No obstante, esta disposición no será obligatoria y los Estados miembros podrán fijar determinados límites, siempre que el importe final no sea inferior a la prestación por enfermedad.

Además, deberán tomarse obligatoriamente seis semanas de baja por maternidad después del parto. Para el resto del permiso, se daría flexibilidad a la mujer para decidir si prefiere cogerlo antes o después de dar a luz.

Asimismo, se reconocería el derecho de las mujeres que regresan de una baja por maternidad a pedir flexibilidad en los horarios. El empresario estaría obligado examinar la demanda, aunque no tendría la obligación de aceptarla.

16. ¿Cuál es el objetivo?

Según el comisario de Empleo y Asuntos Sociales, Vladimir Spidla, seis millones de mujeres europeas de entre 25 y 49 años se ven obligadas a trabajar a tiempo parcial o a no trabajar para poder ocuparse de los niños.

Esta situación es una de las principales causantes del descenso de la natalidad y el envejecimiento de la población en Europa, donde el 17,08% de sus habitantes es mayor de 65 años (España será el tercer país más envejecido de la UE en 2050 con una población mayor de 65 años en torno al 32%, sólo superado por Italia, con el 32,62%, y Eslovenia, con el 32,50%, según las proyecciones realizadas por Eurostat ).

El objetivo de la propuesta de la CE es mejorar la conciliación entre la vida familiar y profesional de las mujeres que acaban de dar a luz, y aumentar la tasa de empleo femenino, así como incentivar el crecimiento de la natalidad.

17. ¿Qué otros fines se persiguen?

Bruselas cree que extender la baja por maternidad tendrá un impacto positivo sobre el estado de salud de las madres, ya que les permitirá recuperarse más rápidamente del parto y «establecer una relación sólida con su hijo».

La iniciativa servirá también, según la Comisión, para garantizar una mayor igualdad entre hombres y mujeres y para que no se penalice financieramente a las mujeres que tienen hijos.

La CE entiende que la medida beneficiará también a los empresarios, ya que «tendrán una idea más precisa de la duración de la ausencia de sus asalariadas», ya que éstas recurrirán menos a permisos parentales extraordinarios al haber vuelto al trabajo con sus hijos más crecidos.

18. ¿Cuándo se va a aprobar?

De momento es sólo una propuesta que tiene que ser ratificada aún tanto por los 27 Estados miembros como por la Eurocámara. La Comisión espera que se apruebe a lo largo de este año. Los Estados miembros tendrán entonces dos años más para introducir la directiva en sus legislaciones nacionales.

LAS REACCIONES

19. ¿Qué opinan los empresarios de la propuesta de l CE?

La patronal europea, Business Europe, se ha mostrado contraria a la propuesta de la CE, porque considera que puede afectar de forma negativa a la competitividad de las empresas y retrasar las soluciones para salir de la actual crisis económica.

La patronal alemana, por ejemplo, ha calculado en 500 millones de euros anuales el coste del proyecto.

20. ¿Qué opinan los sindicatos?

La Confederación Europea de Sindicatos celebró la propuesta y aseguró que llega «en un buen momento», aunque «se queda corta».

En España, la secretaria de Mujer de Comisiones Obreras, Carmen Bravo, calificó la propuesta de positiva, aunque añadió que «sería mejor y más eficaz para la conciliación si esa ampliación recayese en el padre, o si los permisos fueran para ambos progenitores».

21. ¿Qué dicen otras organizaciones?

Tanto la Federación Española de Grupos ProLactancia (FEDALMA) como el Foro Español de la Familia y la CELEM (Coordinadora Española para el lobby europeo de mujeres), consideran positiva la iniciativa y entienden que no supondrá un coste económico importante.

22. ¿Cuál es la postura del Gobierno?

Antes de que se presentase la propuesta de la Comisión Europea, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, declaró que la ampliación de la baja de maternidad «no estaba prevista» en España.

Fuentes de este Ministerio han señalado después, no obstante, que «hay que apoyar siempre cualquier iniciativa que signifique un aumento de los derechos de los ciudadanos en el ejercicio de su paternidad y maternidad».

23. ¿Qué están haciendo los ciudadanos?

Desde hace años se han venido organizando recogidas de firmas en España a favor de una ampliación del permiso por maternidad. Y en Internet han surgido iniciativas pidiendo la baja de seis meses.Facebook, por ejemplo, unas En 11.000 personas han apoyado ya esta reivindicación, convirtiéndose en apenas unas semanas en unas de las causas políticas españolas más populares de esta red social.

EL PADRE

24. ¿Qué es el permiso de paternidad?

En España, el permiso por paternidad, implantado en 2007, dentro de la Ley de Igualdad, tiene una duración de 13 días, a los que se añaden dos en concepto de permiso por el nacimiento del hijo (en total, 15). Puede solicitarse en los mismos casos que el de maternidad, es decir, por nacimiento, adopción y acogida.

El Gobierno ha anunciado su intención de ampliar este permiso hasta cuatro semanas, aunque aún no hay fechas concretas.

25. ¿Qué es la baja compartida?

El padre puede ampliar su permiso por paternidad si la madre le cede parte del suyo, en el caso de que ambos trabajen. Una vez transcurridas las primeras seis semanas de descanso obligatorio, la madre puede ceder las diez semanas restantes al padre, siempre que éste reuna los requisitos necesarios de cotización. El padre puede optar por disfrutar del tiempo de permiso cedido por la madre al mismo tiempo que ella o a continuación.

En caso de fallecimiento de la madre, el derecho a estas seis semanas lo puede solicitar el padre.

En el primer trimestre de 2008, 1.280 mujeres en España renunciaron a completar su baja maternal para compartir este permiso con su pareja, tal como hizo, por ejemplo, la ministra de Defensa, Carme Chacón.

Esta cifra supone sólo el 1,46% de las bajas maternales en ese primer trimestre (87.677). La opción fue elegida por un 8,9% de parejas menos que en el mismo periodo de 2007.

26. ¿Tiene previsto algo la UE para los padres?

El comisario de Empleo y Asuntos Sociales, Vladimir Spidla, ha dicho que la Comisión es «favorable» a mejorar la baja para los padres», pero añadió que la cuestión está siendo negociada por los agentes sociales y que, en principio, no tiene previsto presentar ninguna propuesta formal, al menos durante el mandato de la actual Comisión, que expira en noviembre de 2009.

LAS CIFRAS

27. ¿Cuántas bajas por maternidad se piden en España?

En 2008, la Seguridad Social gestionó 359.160 prestaciones económicas por maternidad, un 8,30% más que en el mismo periodo del año anterior. La cifra incluye tanto la prestación por maternidad disfrutada íntegramente por la madre como los casos en los que la madre, una vez transcurridas las primeras seis semanas de descanso obligatorio, cede las diez restantes al padre.

La Seguridad Social dedicó el año pasado más de 1.800 millones de euros al pago de la prestación por maternidad.

28. ¿Y por paternidad?

Cada vez más. En 2008, 279.756 padres disfrutaron de esta prestación, lo que supone un 7,13% más que el año anterior. El porcentaje de permisos de paternidad con respecto a los de maternidad alcanzó ya el 77,9%.

La cantidad destinada por la Seguridad Social a permisos de paternidad fue de 212 millones de euros.

29. ¿Cuáles son los datos por comunidades?

El mayor número total de permisos por maternidad correspondió a Andalucía (65.205), Cataluña (64.374) Madrid (59.022) y la Comunidad Valenciana (37.405). Las comunidades donde más aumentó fueron Aragón (23,31%), Extremadura (14,82%), Castilla-La Mancha (14,43%) y Melilla (14,37%).

Las comunidades donde más creció el número de padres que se acogieron al permiso fueron Ceuta (50%), Castilla-La Mancha (43,70%), La Rioja (27,91%) y Aragón (26,80%). Donde más disminuyó: Melilla (-66,67%), C. Valenciana (-9,50%), Asturias (-8,91%) y Canarias (-5,11%).

Los mayores porcentajes de permisos de paternidad respecto a los de maternidad en 2008 recayeron en La Rioja (92,3%), Aragón (86,7%), Castilla-León (86,5%) y Castilla-La Mancha (90,7%).

DISCRIMINACIÓN

30. ¿Basta por ampliar el permiso para avanzar hacia la igualdad?

Las políticas encaminadas a la integración de la mujer en el mundo laboral y a la conciliación del trabajo y la vida familiar sólo son efectivas si las empresas toman conciencia de ello y reciben incentivos para hacerlo.

La otra cara del permiso maternal es que aún son muchos los empresarios que son reticentes a realizar o renovar contratos a mujeres «en edad de quedarse embarazadas» porque temen que el ejercicio de su derecho a una baja maternal perjudique los intereses de la empresa.

Más del 80% de las trabajadoras embarazadas en España sufren, en mayor o menor grado, algún tipo de lo que se empieza a conocer como ‘mobbing maternal’ (acoso o discriminación en el trabajo por el hecho de estar embarazadas). El dato es de un informe realizado por la Fundación Madrina, una asociación que asiste a jóvenes y adolescentes embarazadas sin recursos y en riesgo de exclusión social, las más perjudicadas en estos casos.

De acuerdo con este estudio, cerca del 25% de las trabajadoras embarazadas de entre 18 y 25 años acaban siendo despedidas.

Por otra parte, en 2008, de las 32.038 excedencias que tramitó la Seguridad Social para el cuidado de hijos o familiares, 29.561 fueron para mujeres y sólo 2.477 para hombres.

Según cifras difundidas por Eurostat, España sigue a la cabeza de Europa en lo que respecta a desempleo femenino, con una tasa del 15,5%.

Se acabó lo que se daba: el frenazo de los créditos bancarios

Los bancos españoles han reaccionado ante la actual crisis económica y financiera tratando de disminuir sus riesgos todo lo posible, en un contexto generalizado de falta de confianza y malos augurios. Los tiempos de los créditos fáciles y masivos han tocado a su fin, y ahora cada vez se conceden (y se piden) menos préstamos, al tiempo que se endurecen las condiciones para otorgarlos, tanto a las empresas como a los particulares.

El problema, además, traspasa fronteras: según una encuesta del Banco Central Europeo, realizada entre 112 entidades bancarias de la UE, dos de cada tres bancos han endurecido las condiciones de préstamos a las empresas, y cerca del 50%, también a los particulares.

¿Qué está pasando con los créditos? ¿Por qué se están volviendo tan escasos y tan difíciles de conseguir? ¿Existe una bajada real o sólo una «moderación», como sostienen los bancos? ¿Cuál es el origen de esta situación? ¿Qué se está haciendo para solucionarlo? ¿Quiénes son los principales afectados? ¿Qué pasa con el consumo?

Las claves, en 20 preguntas y respuestas.

1. ¿Qué está ocurriendo?

Menos créditos y más duros. Aunque el número total de préstamos en realidad no ha bajado con respecto a años anteriores (entre noviembre de 2007 y el mismo mes de 2008 subió un 6,8%), sí ha crecido a un ritmo muchísimo menor (ha subido menos de la mitad). Las condiciones en que estos créditos se conceden son, además, cada vez más duras.

Los datos. Las entidades financieras que operan en España concedieron 87.074 millones de euros en créditos para la compra de vivienda en 2008, lo que supone un 40% menos que en 2007, según datos del Banco de España. Los créditos de consumo (41.960 millones), cayeron un 23,95 % en el mismo periodo. Y los concedidos para otros fines (56.861 millones) retrocedieron un 13,5%.

Las condiciones. El 80% de las pymes que han pedido préstamos en los últimos tres meses han tenido problemas para obtenerlos, y el 17% de las peticiones han sido rechazadas. Además, se han encarecido los gastos y las comisiones para el 76% de las empresas. El importe medio de las hipotecas ha bajado hasta los 141.725 euros, pero las cuotas mensuales han subido mucho: en el primer trimestre de 2008 estaban ya a 832 euros. El 63% los españoles dedican ya más de la mitad de todos sus ingresos brutos a pagar la hipoteca.

Los tipos de interés. Todo esto está sucediendo a pesar las continuas bajadas del Euribor (el índice de referencia en los préstamos hipotecarios), que el mes pasado marcó su tasa diaria más baja desde septiembre de 2005, y que cerró enero en el 2,6%, tras encadenar cuatro meses consecutivos de descensos. Tampoco parecen estar dando un resultado inmediado los esfuerzos del Banco Central Europeo, que decidió el pasado 16 de enero bajar los tipos básicos de interés en la zona euro en medio punto porcentual, hasta el 2%, el nivel más bajo desde junio de 2003.

2. ¿Dónde está el origen del problema?

La situación actual contrasta con la concesión «excesivamente generosa» de créditos (en palabras del ministro de Economía, Pedro Solbes) que ha imperado en los últimos años, una situación que ha sido a la vez causa y consecuencia del boom inmobiliario en cuyo desplome está uno de los principales orígenes de la crisis actual.

Animados por tipos muy bajos desde el año 2001 y por un despegue de la construcción sin precedentes, los bancos fueron ofreciendo cada vez más créditos y las familias se fueron hipotecando cada vez más, al tiempo que crecía la especulación, y hasta que finalmente la burbuja estalló.

El panorama se ha visto agravado, aunque en España no tanto como en otros países, por la crisis de las hipotecas basura en EE UU, donde muchos bancos se quedaron sin dinero para créditos después de conceder préstamos a clientes poco seguros, resultando afectadas también las entidades europeas que, a su vez, prestaban dinero a las estadounidenses, y derivando todo ello en una falta de confianza generalizada.

3. ¿Ha caído el crédito al mismo ritmo que la economía?

No, ha caído a un ritmo mayor, según los expertos, y eso que la economía española ha entrado ya técnicamente en recesión, al sufrir dos caídas trimestrales consecutivas en 2008, acentuando su deterioro en los tres últimos meses del año con un retroceso del 1%, según el indicador avanzado esta misma semana por el Instituto Nacional de Estadística (se trata de la peor caída del PIB en 15 años).

4. ¿Por qué han cerrado el grifo los bancos?

Porque, en una situación de crisis económica generalizada, los bancos no quieren asumir riesgos y tienen miedo a no poder cobrar los créditos que conceden, con lo que no podrían presentar balances fuertes al final del ejercicio. De hecho, en España, con uno de los endeudamientos familiares mayores de Europa, la morosidad subió en un 273% en 2008 con respecto a 2007.

En el mes de noviembre, la tasa de morosidad, tanto de particulares como de empresas, alcanzó el 3,11%, la cifra más alta en 11 años, según datos del Banco de España (para reducir su número de morosos, el BBVA, por ejemplo, y según informó El País, renegoció en 2008 6.565 millones de euros en créditos concedidos a clientes con problemas, la mayoría de ellos, empresas).

Además, más del 60% de las hipotecas que conceden los bancos se financian en el mercado financiero internacional, un mercado que ha quedado muy dañado por la crisis de las hipotecas basura en EE UU.

No obstante, la mayoría de los grandes bancos se siguen mostrando reticentes a la hora de admitir que están concediendo menos préstamos (prefieren hablar de «moderación» o «ralentización»), aunque empiezan a pasar ya de negarlo a indicar que no les queda otra opción.

El presidente del grupo Santander, Emilio Botín, insiste en que la banca no ha cerrado el grifo crediticio, sino que ha caído la demanda por la crisis, y añade que las entidades harían un «flaco favor» a la economía española si concedieran créditos «de forma irresponsable». En la situación actual, dijo, «es difícil, si no imposible, que el crédito aumente».

5. ¿Han bajado las peticiones de préstamos?

No existen datos oficiales, pero el BBVA, el Santander y Caja Madrid coinciden en que la bajada está en torno a un 22%. El 50% de los banqueros de la UE asegura asimismo que la demanda ha caído.

6. ¿Quiénes son los mayores afectados?

La concesión de créditos se ha desplomado, principalmente, en todos los sectores relacionados con el ladrillo (con el consiguiente parón en la construcción de viviendas nuevas, empresas en quiebra, descenso en la contratación, despidos…).

En cualquier caso, también aquí se trata más de una ralentización que de una bajada real, ya que, con datos del tercer trimestre de 2008, las empresas de la construcción e inmobiliarias obtuvieron un 4% y un 8% más, respectivamente, de créditos.

Además de este sector, el frenazo ha afectado también a los préstamos concedidos al consumo y a las pequeñas y mediadas empresas (pymes).

7. ¿Están perdiendo dinero los bancos?

No. El problema no es que estén perdiendo dinero, sino que temen perderlo, o ganar menos. El año pasado, y pese a la crisis, los cinco grandes bancos españoles (Santander, BBVA, Caja Madrid, Popular y La Caixa) ganaron 17.590 millones de euros. Ello supone un 19,3% menos que en 2007, pero sigue siendo 48 millones al día, lo mismo que ganaban en 2006, cuando aún no había crisis.

8. ¿Qué dice el presidente del Gobierno?

José Luis Rodríguez Zapatero ha declarado que en los últimos años «se han cometido muchos excesos» y que ahora los ciudadanos están pagando «la codicia ilimitada» y la «especulación irresponsable» en la que incurrieron aquellos que se aprovecharon de unos mercados financieros «mal regulados».

Zapatero se ha reunido ya tres veces con los representantes de los grandes bancos, a quienes ha pedido un «esfuerzo adicional» en la concesión de créditos y que faciliten a los desempleados la moratoria en el pago de sus hipotecas. Pero también ha reconocido que no puede pedir a la banca que dé «créditos sin más», porque ahora «tienen mucha más dificultad para obtener recursos».

9. ¿Qué dicen sus ministros?

El vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, aseguró que el mercado crediticio «está mejor que hace seis meses», y entiende como «algo normal» la actitud más restrictiva de los bancos: «No es el momento de reprobarles por un comportamiento precavido».

Su actitud contrasta con la de su compañero en el Gobierno, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, quien dijo que al Ejecutivo «se le está acabando la paciencia con los bancos», y que actuará «en consecuencia» si las empresas y las familias no reciben financiación.

Por su parte, la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, ha pedido a los bancos que «miren con cariño a las familias» cuando pidan una hipoteca, ya que, en su mayoría, «son plenamente solventes».

10. ¿Qué ha hecho el Gobierno?

Aparte de pedir un esfuerzo a los bancos, el Ejecutivo se ha comprometido a reforzar, flexibilizar y ampliar las líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO) a las empresas, a cambio de que las entidades financieras den más publicidad e impulso a este tipo de créditos.

En este sentido, los bancos recibirán más comisiones cuando faciliten créditos mediante el ICO. Zapatero señaló que el Gobierno ha establecido la mayor movilización de recursos financieros de la historia, a través del ICO, con cerca de 30.000 millones de euros.

A diferencia de las políticas llevadas a cabo en otros países para hacer frente a la crisis, consistentes en inyectar capital directamente a las entidades financieras, o en avalar créditos con la garantía del Estado, el Gobierno español ha optado por primar el crédito en las subastas que realiza el Tesoro para la compra de activos a la banca.

De este modo, el Fondo de Adquisición de Activos Financieros ha realizado ya cuatro operaciones de compra de activos (según Zapatero, «de máxima calidad») por un importe superior a los 19.000 millones de euros, al tiempo que se ha concedido la autorización a 53 entidades de crédito para utilizar, previo pago de la prima correspondiente, la garantía del Estado en las emisiones de deuda que lleven a cabo durante 2009.

Zapatero consideró que «todo apunta» a que la nueva línea ICO-Liquidez, destinada a financiar el capital circulante de las pymes, «tendrá tanta aceptación» que agotará, en pocas semanas, su dotación (10.000 millones de euros).

11. Y el Banco de España, ¿qué opina?

Su gobernador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, dijo que no descarta una intervención del Estado en alguna entidad financiera española, aunque considera que por el momento «no es una cuestión necesaria».

Ordóñez reconoció que la caída del consumo ha hecho bajar la demanda de préstamos («si se compran menos coches se piden menos créditos», señaló), y aseguró comprender la «actitud más cuidadosa» de bancos y cajas a la hora de ofrecer financiación.

12. ¿Por qué no usan las ayudas para dar más crédito?

Una posible razón es que la ayuda pública que están recibiendo las entidades financieras no depende directamente de que aumenten la concesión de préstamos, y los bancos prefieren utilizarla para cuadrar mejor sus balances o para realizar inversiones de poco riesgo.

13. ¿Mejorará la cosa en un futuro próximo?

Todo parece indicar que no, al menos en los próximos meses. Durante la burbuja inmobiliaria, los bancos tuvieron que recurrir al ahorro de otros países europeos para poder dar respuesta a la demanda de préstamos de los españoles, y ahora, además de que ese dinero hay que devolverlo, sólo cuentan con el ahorro nacional, debido a la crisis financiera internacional.

Algunos expertos calculan que a lo largo de este año el crédito puede llegar a disminuir hasta un 5%.

14. ¿Pueden contener el crédito indefinidamente?

Teóricamente, no, ya que se corre el riesgo de provocar un colapso económico general, cuyas consecuencias serían miles de préstamos sin pagar y situaciones de quiebra.

15. ¿Tienen algún modo de reducir riesgos?

Sí, de hecho, y según informó El Economista, los bancos estarían optando ya por ejecutar los créditos concedidos a promotoras de difícil cobro mediante el pago en inmuebles, con el fin de alargar así los plazos de riesgo y salvaguardar sus balances. En 2008, ocho entidades bancarias españolas asumieron activos inmobiliarios por más de 7.800 millones de euros.

16. ¿Qué medidas han adoptado otros países?

El gobierno británico ha ofrecido avales al 50% de los créditos con garantía estatal. El Estado asumirá el riesgo de las pérdidas de los llamados activos tóxicos, que se estiman en miles de millones de euros. El Tesoro británico negociará con cada entidad el valor de estos activos.

En Francia se podrá acudir a un intermediario especial de crédito para que compruebe si el rechazo de un préstamo por parte de un banco está justificado.

17. ¿Qué son los «activos tóxicos»?

Son las hipotecas concedidas sobre propiedades sobrevaloradas (un caso generalizado en España en los últimos años) o con escasas garantías de cobro (como las de la crisis de las hipotecas basura, o subprime, en EE UU).

Para la banca, una hipoteca es un activo hasta que se impaga, pero, en este caso, el activo se ha convertido en un lastre.

18. ¿Ha tomado la UE cartas en el asunto?

A propuesta del presidente francés, Nicolas Sarkozy, hay convocada una cumbre para finales de este mes, con el objetivo de impulsar el saneamiento de la banca.

Tanto Sarkozy como la canciller alemana, Angela Merkel, consideran que es necesario que los Estados adopten medidas para que el crédito vuelva a fluir, aunque admiten que, aunque basadas en unos principios comunes, estás medidas serán distintas para cada país miembro, o incluso para cada banco.

19. ¿Qué son los «bancos malos»?

La Unión Europea está estudiando la posibilidad de crear «bancos malos» que se queden con los activos tóxicos de todas las entidades financieras para sanearlas. Los Estados que optasen por esta opción depositarían en estas entidades «malas» los activos que contaminan a la banca, y los bancos, libres ya de este peso, podrían reanudar su actividad con normalidad y volver a conceder más créditos.

La medida permitió a Suecia salir de una crisis similar en los años noventa, pero presenta varios interrogantes, entre ellos, si se crearía un «banco malo» para cada entidad afectada, o tan sólo uno para el conjunto de la banca.

También habría que tener en cuenta el precio al que el Estado compraría los activos tóxicos a las entidades afectadas, ya que, si es demasiado barato, el banco podría quedarse sin capital).

El ministro de Economía, Pedro Solbes, ha descartado esta iniciativa en España, y ha pedido que si algunos países de la UE optan finalmente por ella, se garantice la igualdad de trato y no se den ventajas indebidas a los bancos que estén en peor situación.

20. ¿Por qué nos piden que consumamos más?

A finales del pasado mes de enero, el presidente del Gobierno hizo un llamamiento a los ciudadanos que conservan un empleo estable para que «sigan consumiendo» y ayuden así a reactivar la economía, de modo que «el temor no produzca más daño en el conjunto de la sociedad».

La principal razón de la reducción de los créditos se encuentra en la crisis económica y financiera, un problema real, pero también en la psicosis generada y en la falta de confianza en la economía, derivada a su vez del llamado «efecto bola de nieve».

Como en una pescadilla que se muerde la cola, los bancos no dan créditos a los ciudadanos y las empresas porque no confían en su solvencia, y los ciudadanos y las empresas no son solventes porque, entre otras cosas, al no obtener préstamos, consumen menos o reducen su actividad, y la economía no se recupera, lo que supone salarios bajos, vida más cara, más paro…

El problema es especialmente importante en un sistema financiero que se fundamenta no tanto en el dinero real existente como en las deudas de los consumidores, principalmente, con los bancos, y en sus necesidades (reales o no) de consumo.

En un reciente artículo publicado en el diario Sur, el catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Málaga José M. Domínguez recoge la siguiente cita del Alan Greenspan, ex presidente de la Reserva Federal de EE UU: «Si las personas se retiran de la vida económica diaria se produce un efecto de bola de nieve. Es la psicología la que lleva al pánico y a las recesiones».

Sus señorías llaman a la huelga

Los jueces y el Gobierno llevan varias semanas manteniendo un pulso que amenaza con desembocar en un paro histórico. La gran mayoría de los magistrados de las grandes ciudades, aunque no todos, acaba de secundar una polémica convocatoria de huelga para el próximo mes de febrero, cuyas consecuencias pueden ser muy importantes, tanto para los ciudadanos en general como por el precedente que establecería.

Prácticamente todos los jueces apoyan las reivindicaciones que las asociaciones judiciales han planteado al Gobierno, encaminadas a conseguir una mejora sustancial, tanto de sus condiciones laborales como del funcionamiento general de la atascada justicia española. Muchos, sin embargo, no están de acuerdo con la forma planteada para exigirlas. El resentimiento generado por las sanciones impuestas al juez Tirado tras el caso Mari Luz también puede ser un factor importante.

¿Tienen los jueces derecho a hacer huelga? ¿Qué están pidiendo exactamente? ¿Quiénes están a favor y quiénes en contra? ¿Hay precedentes en otros países? Las claves, en 20 preguntas y respuestas.

1. ¿Ha habido alguna huelga de jueces en España?

No. De llevarse finalmente a cabo la protesta será la primera vez que haya una huelga de jueces en nuestro país.

2. ¿Tienen los jueces derecho a la huelga?

En realidad, en España no existe una regulación que admita que los jueces tienen derecho a la huelga, pero tampoco hay ninguna que lo prohíba. Como trabajadores (funcionarios, en este caso), les asistiría el derecho a la huelga previsto en la Constitución (artículo 28), pero, al tratarse de los representantes de uno de los tres poderes fundamentales del Estado (el judicial), este derecho podría a su vez estar sujeto a limitaciones.

Algunos magistrados consideran que la huelga es un modo legítimo para exigir sus reivindicaciones, mientras que otros señalan que no es admisible, en la misma medida en que no lo sería para los miembros del Gobierno (poder ejecutivo), o los diputados y los senadores (poder legislativo).

La portavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gabriela Bravo, afirmó que el derecho de huelga para jueces y fiscales «no está reconocido, ni prohibido. No está previsto».

3. ¿Por qué han convocado el paro?

Éstas son las principales reivindicaciones:

  • Instauración de la Oficina Judicial. El marco legal de este nuevo sistema, destinado a reformar la estructura del trabajo judicial, fue aprobado en 2003, pero, seis años después, sigue sin haberse aprobado. La Oficina permitiría a los jueces dedicarse plenamente a la resolución de casos, desligándose de todo el trabajo administrativo, que quedaría en manos de los secretarios judiciales. El problema es que el proyecto de ley que contempla esta Oficina priva a los jueces de la facultad de señalar juicios y vistas, una labor que pasarían a hacer los secretarios, y eso es algo con lo que no están de acuerdo muchos magistrados, que prefieren controlar su propia agenda.
  • Mejor formación del personal. En muchos casos, las sustituciones de los funcionarios que trabajan como personal en los juzgados las realizan personas sin formación jurídica, contratadas en las oficinas de empleo por la Administración (el Ministerio o, en el caso de las comunidades con competencias en Justicia, el Gobierno regional).
  • Menos carga de trabajo. Los jueces pretenden que quede bien especificado el número máximo de asuntos que debe resolver cada órgano judicial, un número a partir del cual puedan recibir pagas adicionales. El sistema creado para tal fin, con pagas adicionales para los que superaran en más de un 20% una determinada cantidad de casos, fue anulado en 2006, pero se sigue usando como referencia para evaluar retrasos o realizar peticiones.
  • Incremento de la plantilla judicial. La media de magistrados por cada 100.000 habitantes es de 19 en la Unión Europea, y de 10 en España. Los jueces piden la creación de al menos 1.200 plazas.
  • Nuevas tecnologías. Los magistrados consideran esencial la creación de bases de datos compatibles y conectadas entre sí, y aseguran que un buen sistema informático habría evitado en parte escándalos como el del caso Mari Luz, ya que todos los juzgados a los que acudía el condenado habrían sabido más fácilmente los cargos que pesaban contra él. En concreto, los jueces reclaman el establecimiento de un sistema de alerta en materias especialmente sensibles, digitalización documental, un registro informático común, gestión procesal, intercambio de documentos, firma electrónica y transmisión telemática de procedimientos. Actualmente, los sistemas informáticos desarrollados por las comunidades autónomas o, en su caso, por el Ministerio, no son compatibles entre sí, y los expedientes judiciales siguen acumulándose en miles de papeles.
  • Sustitutos titulares. Pese a que la Ley dice que debe ser una excepción, la realidad es que a menudo los sustitutos de los jueces no son magistrados titulares, sino juristas sin oposición y con menos formación. Actualmente, y según informó El País, uno de cada diez jueces es sustituto.
  • Vida familiar y laboral. Los jueces han pedido, entre otras cosas, que se suprima el traslado forzoso.
  • Retribuciones. Las asociaciones judiciales reclaman también que se adecuen de modo quinquenal las previsiones de la Ley de Retribuciones de la carrera judicial y fiscal, especialmente en lo que respecta al pago de las guardias.

4. ¿Para cuándo han convocado la huelga?

En un principio, las asociaciones judiciales anunciaron un «acto reivindicativo y de protesta» en todas las sedes judiciales para el próximo 18 de febrero, y una huelga para el 26 de junio en el caso de que el Gobierno no respondiese satisfactoriamente a sus reivindicaciones.

Esta misma semana, los jueces de al menos 16 grandes ciudades decidieron adelantar directamente la huelga al 18 de febrero.

5. ¿La apoyan todos los jueces?

No. Aunque todas las juntas de jueces están de acuerdo en las reivindicaciones y en la necesidad de llevar a cabo medidas de presión, los magistrados están divididos sobre cómo realizar las propuestas y, especialmente, sobre cuándo hacerla.

La huelga del 18 de febrero ha sido apoyada por todas las Audiencias Provinciales y Tribunales Superiores de Justicia, excepto el TSJ de Castilla-La Mancha y la Audiencia Provincial de Albacete, así como por las juntas de jueces de Madrid, Barcelona, Zaragoza, Sevilla, Castellón, Extremadura, Murcia, Soria, Granada, Córdoba, Lugo, Pontevedra, Girona, Tarragona, Ibiza y Zamora. Los más beligerantes han sido los jueces de Murcia, Extremadura y Zamora.

Por su parte, el plan propuesto inicialmente por las asociaciones judiciales (dar más tiempo al Gobierno y convocar la huelga para el 26 de junio si no hay avances) fue respaldado, entre otros, por los jueces del País Vasco, Asturias, La Rioja, Albacete, Jaén, Navarra, Guadalajara, Palencia, Salamanca, Mallorca y Menorca.

Algunos importantes órganos judiciales, como el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional, donde ni tan siquiera se han celebrado reuniones, se han descolgado de la iniciativa de huelga.

La huelga ha sido criticada por algunos magistrados destacados, como el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, quien ha dicho que «no tiene justificación» y que «no beneficiará a nadie».

Los jueces decanos de Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Zaragoza, Bilbao y Palma de Mallorca han apoyado las reivindicaciones de los magistrados y la convocatoria de huelga para junio.

6. ¿Cuántas asociaciones de jueces hay?

En España existen cuatro asociaciones de jueces: la Asociación Francisco de Vitoria (AJFV), Jueces para la Democracia (JpD), el Foro Judicial Independiente (FJI) y la Asociación Profesional de la Magistratura (APM). Casi la mitad de los jueces no están afiliados a ninguna asociación.

Otras asociaciones judiciales son la Asociación de Jueces Sustitutos y Magistrados Suplentes, la Asociación de Fiscales, la Unión Progresista de Fiscales y la Unión Progresista de Secretarios Judiciales.

7. ¿Qué dice el Ministerio de Justicia?

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, ha criticado duramente la decisión de los jueces de ir a la huelga. «Hay gente que necesita el dinero más que los jueces, que ganan entre 3.000 y 6.000 euros», ha dicho. En este sentido, recordó que el salario medio de los jueces aumentará en 2009 en un 5% debido al incremento de las pagas extraordinarias. También ha manifestado que «un titular del Estado no puede hacer huelga porque es una traición al mandato de los ciudadanos».

En un comunicado de respuesta a las asociaciones judiciales, el Ministerio señaló que una huelga de jueces sería «injustificada e injustificable», al tiempo que consideraba «sorprendente y decepcionante» que amenazasen con unos paros que resultarían «incomprensibles» para los ciudadanos.

Fernández Bermejo se ha mostrado, no obstante, «abierto al diálogo», aunque «siempre teniendo en cuenta que nuestro compromiso es con los ciudadanos, no con las asociaciones de jueces».

8. ¿Hay previstas más reuniones?

El Ministerio de Justicia ha anunciado que se reunirá este mismo lunes, día 26, con los representantes de las asociaciones judiciales. La fecha elegida ha sido acordada por ambas partes.

El encuentro tendrá lugar en la sede del departamento que dirige Mariano Fernández Bermejo, a partir de las 11 de la mañana, cinco días después de la celebración de las juntas de jueces en toda España.

El Ministerio ha apelado al «espíritu de diálogo en interés de la Administración de Justicia y de los ciudadanos». Los representantes de las asociaciones judiciales han acogido la convocatoria como «una muestra de voluntad política».

9. ¿Cuál es la postura del CGPJ?

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha querido restar importancia a la convocatoria de huelga para el 18 de febrero. Su portavoz, Gabriela Bravo, calificó la medida de «minoritaria» e «incomprensible», y aseguró que la «inmensa mayoría» de la carrera judicial opta por «la vía de la responsabilidad institucional y el diálogo».

«El Consejo no puede sino lamentar que una minoría de la carrera judicial haya manifestado su voluntad de adoptar medidas de presión, que entendemos precipitadas que podrían dejar indefensos a los ciudadanos en su derecho constitucional a la tutela judicial efectiva», indicó.

10. ¿Qué ha dicho el presidente del Gobierno?

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, no ha querido entrar en la legalidad o ilegalidad de la huelga, y ha dicho que el Gobierno dialogará «con gran respeto institucional».

No obstante, sí dijo que no cree que sea «acertado tener como trasfondo la amenaza de una huelga, cuando además es el Parlamento quien fija las retribuciones de los funcionarios al aprobar los presupuestos».

«Cuando se está haciendo el mayor esfuerzo no parece una respuesta razonable», indicó, añadiendo que «podrían haberlo pensado más».

11. ¿Qué opina la oposición?

El Partido Popular ha dicho entender los motivos de la protesta, pero considera «inadecuada» la llamada a la huelga. En cualquier caso, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha exigido al Gobierno que «asuma su responsabilidad» ante la situación que vive la Administración de Justicia española, en vez de «lanzar cortinas de humo». Por su parte, el portavoz de Justicia del PP, Federico Trillo, ha pedido la comparecencia del ministro de Justicia en el Congreso para que dé explicaciones.

También el grupo que comparten en el Congreso ERC, IU e ICV ha registrado, con el apoyo del PNV, una petición para que se reúna la Diputación Permanente y decida sobre las conveniencia de que el ministro de Justicia y el presidente del CGPJ, Carlos Dívar, acudan a la Cámara para exponer su posición ante la huelga convocada.

La alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar (IU) tachó de «kafkiano», «sorprendente» e «irresponsable» que un poder del Estado se ponga en huelga, y agregó que esta «acción corporativa» de los jueces afecta a los ciudadanos y hace que «se crea menos en la Justicia».

12. ¿Qué dicen los fiscales?

La Asociación de Fiscales (AF) ha señalado que la convocatoria de huelga es «inoportuna» y «prematura», aunque especificó que su organización apoya «al cien por cien» las reivindicaciones de este colectivo en lo referido a la mejora del servicio público de Justicia.

Por su parte, la Unión Progresista de Fiscales consideró que el hecho de que sólo apoyen la huelga de febrero una parte de las juntas de jueces y otras pidan más margen de negociación pone de manifiesto la «gran división» que existe en la carrera judicial.

13. ¿Y los sindicatos?

También están divididos. Comisiones Obreras , CSI-CSIF y el Sindicato de Trabajadores de la Administración de Justicia (STAJ) apoyan la huelga del 18 de febrero si el Ministerio no atiende a las reivindicaciones laborales, mientras que UGT considera el paro inconstitucional y cree que «debilita la tutela judicial efectiva del Estado de Derecho».

14. ¿Cuál es la situación de la Justicia en España?

La Justicia española sufre un enorme atasco. Los asuntos pendientes de resolver aumentaron en 2008 en más de 100.000 casos, hasta una cifra récord de 2,5 millones, según datos del CGPJ. En los últimos nueve años, y según publicó El País, los nuevos casos se han incrementado en 2,6 millones. En 2008 entraron en los juzgados y tribunales 8.908.495 asuntos, superando en más de medio millón a los del año anterior.

Según un informe elaborado por el propio CGPJ, sólo los Juzgados de lo Penal ordinarios registraban a finales de 2007 un total de 269.405 asuntos pendientes de ejecutar.

Este estudio denunciaba que «la carga de trabajo que soportan los Juzgados […] excede ampliamente el módulo previsto para este tipo de órganos».

15. ¿Qué pasaría si todos los jueces hicieran huelga?

En una jornada de huelga, y de acuerdo con cálculos realizados por el diario Público, se quedarían sin resolver sólo en ese día cerca de 33.700 asuntos judiciales, y alrededor de 5.900 sentencias se quedarían sin dictar.

Se trata de datos estimativos ofrecidos por el mencionado periódico, y son el resultado de dividir el número de asuntos judiciales resueltos a lo largo de un año (8.259.781 según la memoria del CGPJ de 2008) y el número de sentencias dictadas (1.452.581) por el número de días hábiles.

16. ¿Ha habido huelgas de jueces en otros países?

Sí. En Francia (1990), Portugal (2005) e Italia (2005) los jueces fueron a la huelga para exigir un aumento de sus retribuciones.

17. ¿Qué es el ‘caso Tirado’?

Para muchos de los que se oponen a la huelga, incluidos el ministro de Justicia y el propio presidente del Gobierno, el llamado caso Tirado, o caso Mari Luz, se encuentra en el origen de las protestas de los jueces.

Mari Luz Cortés, una niña onubense de cinco años, apareció muerta en marzo del año pasado tras haber estado 50 días desaparecida. Su presunto asesino, Santiago del Valle García, había sido condenado a prisión por abusos sexuales a su propia hija, pero seguía en libertad debido al retraso por parte del juez (Rafael Tirado, titular de un juzgado de Sevilla) en ordenar la ejecución de la sentencia (el proceso se prolongó durante años).

El juez recibió una multa de 1.500 euros, aunque la Fiscalía recurrió para que sea suspendido durante tres años. Por su parte, la secretaria del juzgado, Juana Gálvez, fue suspendida dos años de empleo y sueldo. Estas sanciones originaron duras críticas contra el Gobierno, tanto por parte de los jueces como de los secretarios judiciales, que achacan el escándalo al mal funcionamiento del sistema judicial y a la falta de medios.

18. ¿Qué opina de la huelga el padre de Mari Luz?

El padre de Mari Luz Cortés, Juan José Cortés, ha manifestado que el hecho de que los jueces se pongan en huelga el próximo día 18 de febrero será «una forma de dar la espalda a la justicia y a los ciudadanos».

19. ¿Cuántos jueces hay en España?

Según el informe La justicia dato a dato, publicado por el CGPJ en 2007, en España hay un total de 4.543 jueces. De ellos, nueve son decanos, 3.522 ejercen en juzgados de lo Civil y lo Penal, 508 en lo Social, 496 en lo Contencioso Administrativo, y ocho en lo Militar. El número de magistrados por cada 100.000 habitantes es de 10,05.

20. ¿Cómo son los jueces españoles?

La mayoría de los magistrados españoles se encuentran en la franja de edad de entre 40 y 50 años, donde la presencia de hombres y mujeres es muy semejante. Por encima de los 55 años, sin embargo, el número de mujeres se va reduciendo considerablemente, hasta ser prácticamente inexistente entre los mayores de 60. En la parte baja de la pirámide, sin embargo, la relación es la opuesta: Entre los 25 y los 35 años de edad el número de magistradas es claramente superior (y cada vez más) al de magistrados.

Plan Bolonia: ¿El futuro laboral de Europa o la universidad en manos de los empresarios?

En la madrugada de este viernes, la Policía tuvo que intervenir para evacuar a varios profesores de la Universidad de Valencia que se encontraban retenidos en la Facultad de Derecho. Unos 50 estudiantes les impedían salir tras haber bloqueado todas las salidas del edificio. Los jóvenes formaban parte de un grupo que permanecía acampado desde hacía varias semanas en el centro para protestar por la aplicación del denominado Plan Bolonia.

Como ellos, cientos de estudiantes más, sobre todo en Barcelona y en la propia Valencia, pero también en otras ciudades, han protagonizado estos días protestas, ocupaciones y encierros, en un clima de tensión que no ha dejado de crecer.

Las protestas, no obstante, vienen de lejos y se extienden por toda la comunidad universitaria, prácticamente desde que se firmó la reforma, hace ya nueve años, y especialmente desde que la ratificó el Gobierno español, el año pasado.

¿Qué es el proceso de Bolonia? ¿Qué supone para las universidades europeas? ¿Por qué protestan? ¿Qué dicen sus defensores y sus detractores? Las claves, en 20 preguntas y respuestas.

1. ¿Qué es la declaración de Bolonia?

La Declaración de Bolonia es una iniciativa para reformar el sistema educativo europeo, que fue suscrita en esta ciudad del norte de Italia, el 19 de junio de 1999, por 29 países de Europa: todos los que conformaban entonces la Unión Europea, España incluida, y otros pertenecientes al Espacio Europeo de Libre Comercio y del este y el centro del continente.

Con la firma de esta Declaración se dio paso al llamado Proceso de Bolonia, o Plan Bolonia, que ha ido perfilándose posteriormente, con diversos cambios y la inclusión de más estados, a través de cuatro nuevos acuerdos, especificados en los Comunicados de Praga (República Checa, 2001), Berlín (Alemania, 2003), Bergen (Noruega, 2005) y Londres (Reino Unido, 2007). La próxima conferencia de seguimiento se celebrará el año que viene en Lovaina (Bélgica).

2. ¿Dónde tiene su origen?

El origen de la Declaración de Bolonia se encuentra en la Carta Magna de Universidades suscrita por varios rectores de universidades europeas en 1988. Pero el paso previo determinante no se dio hasta diez años después, cuando, el 25 de mayo de 1998, los ministros de Educación de Alemania, Italia, el Reino Unido y Francia (es decir, los cuatro países de la UE que pertenecen al G7, el grupo que conforman las naciones más ricas del mundo) firmaron en París la llamada Declaración de La Sorbona.

3. ¿Quién la elaboró?

Los gobiernos de los países firmantes, con la participación de representantes estudiantiles, de la Comisión Europea y de otras organizaciones.

4. ¿Cuáles son sus objetivos?

El objetivo del Proceso de Bolonia es llevar a cabo una profunda reforma del sistema universitario en Europa, mediante la construcción del denominado Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), diseñado a partir del modelo anglosajón y organizado, según el propio tratado, teniendo en cuenta principios de calidad, movilidad, diversidad y competitividad.

En este sentido, el Plan pretende conseguir, entre otras cosas, la total movilidad estudiantil dentro del continente y la homogeneización de los estudios superiores en Europa, acabando con el actual laberinto de convalidaciones.

Se pretende asimismo lograr un sistema de educación superior competitivo, atractivo para el resto del mundo, y que atraiga a estudiantes e investigadores de otros países, así como adecuar las enseñanzas a las necesidades del mercado laboral.

En general, se busca el concepto de «educación a lo largo de toda la vida» (lifelong learning, en inglés), en un proceso permanente de interacción entre formación y trabajo, y un cambio en los métodos de enseñanza, con una atención más individualizada al alumno (más tutorías y trabajo personal, menos clases tradicionales).

El fin último es incrementar el empleo en la Unión Europea.

5. ¿Qué cambios introduce?

Fundamentalmente, habrá un nuevo sistema de créditos y de titulaciones, una nueva financiación de los estudios y más movilidad para estudiantes, docentes, investigadores y personal de administración y servicios.

6. ¿Cómo es el nuevo sistema de créditos?

El crédito se constituye en la unidad de medida académica en las enseñanzas universitarias oficiales, junto con el llamado Suplemento al Título (o Suplemento de Diploma, SD), un documento adjunto al título que facilita el reconocimiento académico y profesional de las calificaciones obtenidas.

En general, todas las carreras tendrán una formación inicial de 240 créditos, equivalentes en España a cuatro años (más tiempo en el caso de algunas carreras, como Arquitectura o Medicina). Con este primer nivel de estudios se obtendrá el título de Licenciado, Ingeniero o Arquitecto.

7. ¿Cómo se obtienen los créditos?

Cuentan no sólo las horas de clases teóricas (las impartidas por el profesor y las horas de examen), sino también el trabajo que debe ser realizado por el alumno (elaboración de trabajos, seminarios, horas de estudio).

En términos generales, los estudiantes deberán hacer más prácticas y tener un papel más activo. Cada crédito ECTS (Sistema Europeo de Transferencia de Créditos, por sus siglas en inglés) corresponde a entre 25 y 30 horas semanales, de las cuales tan sólo 10 serán lectivas.

Los créditos se anexan al título, describiendo los estudios cursados para hacer posible la homologación a nivel europeo. Con ello, y partiendo de la experiencia del actual Programa Erasmus, se pretende favorecer la movilidad estudiantil y laboral.

8. ¿Cómo son las nuevas titulaciones?

El sistema de titulaciones está estructurado en dos ciclos: Grado, de educación más generalista, y Postgrado, de educación especializada. El acceso al segundo ciclo requiere haber completado con éxito el primer ciclo en un periodo mínimo de tres años (en España, salvo excepciones, cuatro). Con el segundo ciclo se obtiene el grado de maestría (Master) y/o doctor (Doctorado).

9. ¿Desaparecerán las diplomaturas?

Sí. Ya no habrá ni diplomaturas ni licenciaturas, sino, como en el sistema anglosajón, las mencionadas titulaciones de Grado (el bachelor inglés) y Postgrado.

10. ¿Qué implicaciones económicas tiene esto?

Importantes. La especialización (el segundo ciclo) tendrá un precio de entre 1.400 y 2.000 euros por curso.

El Gobierno español está elaborando un plan de financiación para la Universidad, del que no se descarta el modelo mixto, mezcla de fondos públicos y privados

11. ¿Cuáles son las principales críticas?

Los detractores del Plan Bolonia destacan que, en la práctica, el sistema de créditos introducido equipara el horario estudiantil a un horario laboral, debido al aumento de horas obligatorias, e impide compaginar los estudios con un trabajo.

Con respecto a las nuevas titulaciones, quienes se oponen al Plan denuncian que el incremento del gasto económico necesario para obtener las de segundo ciclo se traducirá en una elitización de la Universidad, ya que no todos los estudiantes podrán permitírselo.

En este sentido, señalan que dejarán de existir las actuales becas, que serán sustituidas por las llamadas becas-préstamos (préstamos bancarios a devolver con intereses). También critican que el título de Grado será comparable a la actual FP y que supondrá una formación básica y poco especializada encaminada a la obtención de trabajadores precarios.

Se critica también que las carreras que se impartan en las universidades estarán a partir de ahora basadas en criterios de pura rentabilidad, establecidos por la Agencia de Evaluación Nacional de Calidad y Acreditación (ANECA), lo que conllevará la marginación de las carreras menos técnicas o «prácticas».

Algunos críticos han señalado también el hecho de que, más allá de disfrutar de una beca Erasmus de un año, en España el número de alumnos que desea estudiar, o trabajar después, en otros países no es lo suficientemente grande como para justificar una reforma de estas dimensiones.

También se ha denunciado que el Plan se aprobó sin el necesario debate público previo.

12. ¿Cuál es la crítica de fondo?

La mayoría de las críticas contra el Plan Bolonia denuncian que las reformas introducidas tienden a la mercantilización del mundo universitario y se han hecho atendiendo más a los intereses económicos de los grandes conglomerados empresariales que a los de la comunidad educativa.

Los detractores del Proceso señalan que el pretendido objetivo positivo de crear un espacio común educativo esconde la idea de convertir la universidad europea en tan sólo una cantera para las grandes empresas, dejando a un lado su papel como lugar de formación y desarrollo humanos, y pasando a ser una mera fábrica de individuos válidos para el mercado laboral.

13. ¿Qué argumentan sus defensores?

Los defensores del Plan Bolonia sostienen que éste mejorará las salidas laborales de los universitarios, ya que sus títulos estarán reconocidos en todos los países firmantes, y los nuevos planes de estudios estarán más orientados a la formación de profesionales demandados por la sociedad, con una mayor especialización.

Con respecto al sistema de créditos, consideran que organiza de un modo más real el tiempo de los estudiantes, estableciendo límites de horas y creando la posibilidad de estudiar a tiempo parcial para poder trabajar, matriculándose en menos créditos. También defienden que se valore más el trabajo global del alumno y su iniciativa que el hecho de simplemente asistir a clases magistrales.

Argumentan asimismo que el sistema de Grado y Postgrado es el que funciona actualmente en la mayoría de los países del mundo.

Básicamente, los defensores del Plan entienden que se trata de una apuesta estratégica a medio y largo y plazo para mejorar la sociedad europea en su conjunto a través de la creación de empleo, y mediante un sistema universitario más racional y universal. La nueva sociedad europea, entienden, necesita universitarios formados más en consonancia con las necesidades laborales actuales, más adaptables y más dispuestos a cambiar de lugar y de puesto.

Esta misma semana, el consejero de Universidades de la Generalitat de Cataluña, Josep Huguet, advirtió a los estudiantes contrarios al Plan que «la alternativa no es nada más que la autarquía» y «el regreso a un modelo de universidad franquista».

14. ¿Es un tratado de cumplimiento inmediato?

No. Se trata de una declaración política realizada en torno a diversos acuerdos y compromisos, que establece un plazo, hasta el año 2010, para la consecución del EEES. Contempla fases bienales de ejecución, cada una de las cuales finaliza mediante la correspondiente Conferencia Ministerial, que revisa lo conseguido y establece directrices para el futuro.

15. ¿Qué países lo han firmado?

La Declaración de Bolonia ha sido firmada, hasta el momento, por 47 países. En 1999 lo hicieron Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Islandia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Polonia, Portugal, el Reino Unido, la República Checa, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, España, Suecia y Suiza. Croacia, Chipre, Turquía y Liechtenstein la suscribieron en 2001. Albania, Andorra, Bosnia-Herzegovina, el Vaticano, Macedonia, Rusia y Serbia lo hicieron en 2003; Armenia, Azerbaiyán, Georgia, Moldavia y Ucrania, en 2005 y, finalmente, Montenegro, en 2007.

Kirguistán, Israel, Kosovo y la República Turca del Norte del Chipre han solicitado ser incluidos en el Proceso, pero han sido rechazados, los tres primeros, por no firmar parte de la Convención Cultural Europea del Consejo de Europa, y el cuarto, por no ser reconocido como entidad política independiente por ninguno de los firmantes de la Declaración.

16. ¿Cómo se está aplicando en España?

La Ley Orgánica 4/2007 de 12 de abril, que modificó la Ley Orgánica de Universidades (LOU), de 2001, sentó las bases en nuestro país de cara a la plena integración del sistema universitario español en el EEES. Antes, en septiembre de 2003, el Consejo de Ministros ya había aprobado el nuevo Sistema Europeo de Créditos y el de Calificaciones en las titulaciones universitarias, y en octubre del año pasado hizo lo propio con el de Ordenación de las Enseñanzas Universitarias, que fija la nueva estructura europea de títulos.

En España, la aplicación del Proceso de Bolonia, cuya primera experiencia piloto se llevó a cabo en la Universidad de Murcia, en el curso 2005–2006, tenía previsto que a partir del presente curso 2008–2009 empezasen a desaparecer las licenciaturas y diplomaturas actuales. No obstante, hasta 2015 los universitarios que cursen estudios anteriores al Plan Bolonia podrán elegir entre continuar en el régimen en el que comenzaron u optar por el nuevo modelo.

Los estudios de Grado se completarán en nuestro país en cuatro cursos lectivos y 240 créditos, excepto Arquitectura, con 300 créditos y Medicina, con 360.

Para acceder a los estudios de Master, que decide cada universidad, será imprescindible el título de Grado y haber superado un mínimo de 60 créditos y un máximo de 120.

El tercer ciclo, o estudios de Doctorado (entre 3 ó 4 años), incluye un periodo de formación y otro de investigación, requiere la presentación de la tesis doctoral y es imprescindible haber superado un mínimo de 300 créditos entre el primer y segundo ciclo, con el requisito de que un mínimo de 60 correspondan a enseñanzas de Postgrado.

17. ¿Qué carreras habrá en España?

Para el presente curso 2008–2009 estaba previsto que pudieran cursase en España un total de 162 carreras, correspondientes a las ramas de Artes y Humanidades, Ciencias, Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales y Jurídicas e Ingeniería y Arquitectura, todas ellas adaptadas a la UE y validadas por la mencionada Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), con el visto bueno del Consejo de Universidades.

De las 162 carreras diseñadas por las universidades, 92, es decir, el 57%, las impartirán 17 universidades privadas y de la Iglesia, y 16 públicas impartirán el resto.

18. ¿Qué es la ANECA?

La Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación depende del Ministerio de Ciencia e Innovación, fue creada en 2002 y tiene la misión de evaluar, certificar y acreditar las enseñanzas superiores, los profesores y las instituciones.

19. ¿Cuáles han sido y son las principales protestas?

Manifestaciones, huelgas, encierros… Estudiantes de toda España han salido a la calle en contra del nuevo modelo universitario, si bien las mayores protestas, que han explotado en las últimas semanas, se han centrado, sobre todo, en Granada, Barcelona, Murcia, Sevilla y Madrid.

En abril y mayo de este año un grupo de estudiantes de la Universidad Autónoma de Barcelona fueron expedientados tras asaltar el despacho del rector durante las protestas. Podrían ser expulsados de la Universidad por un periodo de hasta once años.

En Madrid, en la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense, 200 estudiantes permanecieron encerrados entre abril y junio. En la Universidad de Barcelona más de 300 estudiantes seguían durmiendo hasta este viernes en pasillos y aulas de seis facultades. En la Autónoma de Barcelona 160 alumnos de Filosofía y Letras y de Comunicación realizaban «piquetes informativos» y prácticamente habían paralizado la actividad en los centros. En Valencia, esta semana había todavía encierros en siete centros de la Universidad: Historia, Filosofía, Filología, Medicina y Psicología.

En algunas de estas manifestaciones se han producido duros enfrentamientos entre los estudiantes y la Policía.

Fuera de España también ha habido numerosas protestas, las más importantes, en Grecia, donde el Gobierno se ha llegado a plantear una revisión a fondo de la reforma.

Contra el Proceso de Bolonia se han manifestado no sólo los estudiantes, sino también profesores y políticos.

20. ¿Qué postura tiene el Gobierno?

El Gobierno, al igual que los principales partidos políticos, apoya el Plan. No obstante, y según informó el diario El País, el Ejecutivo ha accedido a revisar las «cuestiones que no estén funcionando bien» y «está abierto a realizar ciertos cambios», como la eliminación del exceso de documentación que pide a los centros la ANECA para aprobar las nuevas titulaciones, o la revisión de los equipos de evaluación que las realizan.

Por su parte, y según señaló el mencionado diario, la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, mantendrá en los próximos días un encuentro con los rectores de los cinco centros universitarios más afectados, y el día 4 se ha convocado, además, una sesión extraordinaria de Consejo de Universidades para abordar el problema.

Garmendia afirmó el pasado día 17 que la implantación del EEES en España, «no supondrá la mercantilización de las universidades». «Yo les preguntaría a los estudiantes: ¿Te gustaría tener que estar dos años para homologar tu título en un país diferente al tuyo?», dijo.

El colapso de un sistema financiero

El sistema financiero mundial se ha visto sacudido estos días por la explosión de la grave crisis que comenzó hace ya un año como consecuencia del desastre de las llamadas hipotecas basura, y que por el momento se ha llevado ya por delante a dos de los principales bancos de inversiones de Estados Unidos (uno, en quiebra; el otro, vendido), y a una de las aseguradoras más grandes del mundo, también estadounidense, que ha tenido que ser prácticamente nacionalizada para evitar que se fuese a pique.

Las bolsas han vivido una semana negra (pese a la remontada del viernes y el gran cierre del IBEX, que acabó la jornada con la mayor subida de su historia mientras que Wall Street aplaude el plan del Tesoro contra la crisis y cierra con un alza del 3,36%), la confianza en el sistema bancario ha sufrido un duro revés, el miedo se ha extendido en los mercados y entre los inversores, los bancos centrales han acabado interviniendo, y la crisis económica puede haber encontrado un nuevo obstáculo en su ya difícil camino de salida.

¿Qué ha provocado esta crisis? ¿Cómo es de grave? ¿Quiénes son los responsables? ¿Qué consecuencias ha tenido ya y tendrá en un futuro? ¿Cómo nos afecta? Éstas son, en 20 preguntas y respuestas, las principales claves para entender la última gran crisis financiera mundial.

1. ¿Cuándo comenzó la crisis?

Hace aproximadamente año y medio, en marzo de 2007, D. R. Horton, una de las mayores constructoras de EE UU, dio el primer aviso: La venta de casas estaba empezando a caer en picado, pero lo más preocupante era el fracaso de un nuevo mercado por el que habían estado apostando muchos bancos durante años: las hipotecas de alto riesgo, o hipotecas basura, conocidas en inglés como ‘subprime’.

Para el mes de mayo ya había una financiera pidiendo protección por bancarrota (New Century) y la Reserva Federal estadounidense (el banco central de este país) decía sin tapujos que la crisis de las hipotecas podía asestar un duro golpe a la economía nacional.

2. ¿Que son las hipotecas ‘subprime’?

Son préstamos hipotecarios que concedieron los bancos de forma masiva (una quinta parte de las hipotecas que vendieron eran de este tipo) a clientes poco seguros y de alto riesgo, animados desde el año 2000 por la buena marcha del mercado inmobiliario (precios asequibles, tipos de interés muy bajos, boom de la construcción) y de la economía en general.

Muchos de estos clientes tenían historiales dudosos a la hora de pagar sus deudas, o carecían en sus cuentas corrientes del dinero suficiente como para que, en condiciones normales, los bancos les hubiesen concedido un crédito.

3. ¿Por qué acabaron siendo un problema?

Cuando la crisis económica empezó a enseñar los dientes y el mercado inmobiliario se desplomó, los tipos de interés fueron subiendo (las hipotecas subprime son a interés variable) y la vida se puso más cara. Los clientes no pudieron pagar sus deudas con los bancos, que empezaron a quedarse sin dinero para préstamos según iban venciendo los plazos.

La situación no sólo afectó a los bancos estadounidenses, sino también a muchas entidades financieras europeas y de medio mundo, incluidas cajas de ahorro, que, a su vez, habían prestado dinero a los bancos de EE UU.

4. ¿Cuáles fueron las consecuencias?

Para el mes de agosto del año pasado el pánico financiero ya se había generalizado, las bolsas entraron en mínimos anuales y, lo más grave, se había sentado un peligroso precedente de falta de confianza, tanto para los bancos, que empezaron a ser más reticentes a la hora de conceder créditos, como para los inversores, algo especialmente grave para un sistema que depende más de las previsiones, expectativas y temores de éstos que de la realidad económica en sí.

Los bancos de inversiones empiezan a anunciar pérdidas en cadena: en octubre, el estadounidense Merrill Lynch (5.500 millones de dólares); en noviembre, Wachovia (1.100 millones) y Citigroup (57% menos de beneficios); en diciembre, la Unión Bancaria Suiza (10.000 millones) y Morgan Stanley (9.000 millones)…

5. ¿Qué tienen que ver las hipotecas con el mercado financiero?

En este caso, mucho. Con el objetivo de ganar más dinero, los bancos que concedieron estos préstamos aprovecharon para vender los títulos hipotecarios correspondientes en los mercados financieros y negociaron con ellos. Estos títulos eran muy inseguros, de mucho riesgo, y por tanto, muy rentables en el caso de que las cosas fueran bien. Pero cuando los clientes empezaron a no poder pagar, los inversores (en muchos casos, también bancos) que habían comprado estos títulos comenzaron a retirarlos. Es cuando se produce la crisis de liquidez.

6. ¿Cómo se reaccionó?

Tanto la Reserva Federal estadounidense como el Banco Central Europeo y el Banco Central de Japón decidieron inyectar liquidez, es decir, meter más dinero, en el sistema. Desembolsaron, respectivamente, 2.000, 65.000 y 5.000 millones de dólares. Además, la Reserva Federal empezó a bajar un poco el tipo de interés para calmar los ánimos.

En el Reino Unido, por primera vez desde los años setenta, el Banco de Inglaterra dio apoyo financiero a un banco, el Northern Rock.

Por su parte, algunos de los grandes bancos estadounidenses hicieron varios intentos por coordinar sus políticas.

7. ¿Se emprendieron acciones legales?

El Congreso de EE UU empezó a investigar en marzo por qué los directores de los bancos que dimitieron como consecuencia de la crisis de las hipotecas habían recibido compensaciones millonarias, y el FBI, a su vez, investigó a 14 compañías relacionadas con este tipo de préstamos.

El pasado mes de junio fueron arrestadas 406 personas, incluidos promotores inmobiliarios y corredores de bolsa, por un fraude hipotecario de 1.000 millones de dólares.

8. ¿Por qué se mantiene aún la crisis, un año después?

Porque aún persiste una situación de gran desconfianza entre las grandes entidades financieras internacionales, algo que no terminará mientras la caída del mercado inmobiliario siga aumentando los problemas de los bancos, y mientras no se conozcan cuáles han sido los efectos reales del derrumbe (muchos bancos no están diciendo sus pérdidas para poder mantenerse en el mercado).

La esperanza, por parte de las autoridades, de que la crisis acabase resolviéndose por sí misma, no se ha cumplido.

9. ¿Cuándo empiezan los grandes batacazos?

El 13 de julio el Gobierno estadounidense se vio obligado a tomar el control total del banco hipotecario Indy-Mac (uno de los gigantes del sector) para evitar que quebrase ante la retirada continua de fondos por parte de sus inversionistas, y dos días después las autoridades monetarias (la reserva Federal y el Tesoro) decidieron ayudar a dos de las instituciones hipotecarias más importantes de EE UU, Fannie Mae y Freddi Mac, para evitar que su hundimiento afectara a millones de pequeños clientes (cerca del 50% de las viviendas de todo el país). También salvaron a Bear Stearns.

Ya en septiembre, el pasado día 15, el Bank of America compró el grupo de inversión Merrill Lynch por 44.000 millones de dólares, para hacer frente a las consecuencias de la inminente quiebra de Lehman Brothers, que finalmente acaba derrumbándose poco después. Lehman, el cuarto banco de inversión estadounidense, que llevaba operando desde hacía 158 años, declara la bancarrota más grave desde 1990, abrumado por el fiasco hipotecario y tras haber intentado en vano ser comprado por el Bank of America y por el británico Barclays, pese a estar a precio de saldo. Los inversores españoles tienen fondos en este banco por valor de 300 millones de euros.

En menos de seis meses han desaparecido o cambiado de manos en EE UU tres grandes bancos de inversiones y los dos gigantes hipotecarios están bajo el control de Washington.

10. ¿Qué consecuencias tiene la caída del banco Lehman?

Estamos hablando de uno de los bancos de inversión claves en Wall Street desde hace décadas, un banco que, dedicado a la compra y venta de acciones y activos inmovilizados, al comercio y a la investigación, opera a gran escala; un banco que negocia con gobiernos y grandes empresas, con una plantilla de 25.000 personas en todo el mundo.

No tiene cuentas corrientes para clientes pequeños, pero la mayoría de nuestros bancos tienen negocios con él, y ahora van a tener problemas para obtener el dinero que han invertido.

11. ¿Por qué no ha recibido ayuda del tesoro de EE UU?

Tras haber rescatado a Fannie Mae y Freddie Mac (con dinero del contribuyente), el Gobierno necesitaba muchas garantías a la hora de salvar también a Lehman Brothers. Estas garantías las tenía que haber aportado el banco que iba a comprar Lehman (Barclays, en este caso), pero no lo hizo.

12. ¿Qué ha ocurrido con la aseguradora AIG?

Después de la quiebra de Lehman Brothers y de la venta de Merrill Lynch a Bank of America, la tercera gran hecatombe fue el desplome de la aseguradora AIG (American International Group). Se trata de la mayor compañía aseguradora de EE UU y una de las más grandes del mundo. Ocupaba el puesto 18 en el ranking mundial de empresas.

El problema es que esta firma no sólo asegura, por ejemplo, viviendas de particulares, sino que también cubre a grandes compañías, entre ellas, bancos. Cuando un banco hace una gran inversión, AIG asegura sus pérdidas en el caso de que el negocio vaya mal.

De modo que, ahora, la crisis hipotecaria ha situado a la aseguradora ante una situación de práctica quiebra, ya que el dinero que tiene (mucho) está atrapado en inversiones que no puede vender.

Para poder salvarse necesita dinero en efectivo, y la única institución que puede proporcionárselo es la Reserva Federal, es decir, el Gobierno, quien finalmente lo ha hecho: el rescate de AIG, realizado en forma de préstamo a dos años, le ha costado al contribuyente estadounidense 85.000 millones de dólares (60.000 millones de euros) y ha supuesto la práctica nacionalización de la empresa aseguradora.

En España, AIG lleva operando 30 años y tiene algo más de un millón de clientes. Su negocio principal son los seguros de vida. Fuentes de la empresa han señalado que la nueva situación de la aseguradora no tiene por qué afectar a los clientes españoles.

13. ¿Cómo ha justificado el Gobierno de EE UU su rescate?

La medida es controvertida, al tratarse de utilizar dinero público para salvar de la quiebra a una compañía privada que, en principio, ha acabado en situación de quiebra, en parte, por su mala gestión. También porque este tipo de acciones suelen acabar incrementando el déficit del Estado o traduciéndose, a la larga, en más impuestos. Y, en general, por lo que tiene de intervencionismo estatal en un país que rinde culto a los principios del capitalismo.

El Gobierno, con el respaldo del presidente, George W. Bush, ha explicado que el préstamo tiene como objetivo «promover la estabilidad en los mercados financieros» (la bancarrota de AIG habría tenido graves consecuencias no sólo en los bancos estadounidenses, sino también en muchos europeos) y «limitar el daño en la economía genera».

En cualquier caso, tras lo ocurrido con AIG, Fannie Mae y Freddie Mac, por un lado, y con Lehman Brothers, por otro, parece claro que la Reserva Federal sólo está dispuesta a socorrer a aquellas entidades financieras cuya quiebra ponga el peligro el sistema, o cuando esta quiebra resulte más cara, a la larga, que brindarles ayuda.

Ayer mismo, la Reserva Federal, el Tesoro y el Congreso de los EE UU acordaron lanzar un paquete de medidas legislativas de manera «expeditiva» para afrontar la crisis, que se centrará en dar solución a los activos fallidos del mercado hipotecario que tienen en sus balances las instituciones financieras,

14. ¿Qué han hecho esta vez los bancos centrales?

Volver a inyectar grandes dosis de dinero, tirando de fondos de emergencia y de préstamos: 50.000 millones de dólares (unos 35.000 millones de euros) la Reserva Federal estadounidense (que, sin embargo, no ha bajado los tipos de interés), 70.000 millones de euros el Banco Central Europeo, 25.000 millones el Banco de Inglaterra, 17.000 millones el Banco de Japón…

Los seis principales bancos centrales anunciaron este jueves «medidas coordinadas» contra la falta de liquidez, y acordaron inyectar hasta 180.000 millones de dólares (unos 125.000 millones de euros). Estas inyecciones masivas de dinero son un arma de doble filo: por un lado, ayudan a los bancos a capear el temporal, pero por otro introducen más miedo y dudas en los mercados al hacerse evidente que el problema es de una gran magnitud.

15. ¿Y los bancos?

La crisis está precipitando fusiones y compras bancarias para ganar fuerza en una situación que está resultando ser límite para muchas entidades financieras.

Esta misma semana, el banco británico Halifax Bank of Scotland, la mayor entidad financiera del Reino Unido, ha llegado un acuerdo para ser comprado por el también británico Lloyds TSB. La unión de ambos creará un auténtico gigante de la banca. Por su parte, el segundo mayor banco de inversión estadounidense, Morgan Stanley, también está estudiando fusionarse con otro banco.

16. ¿Qué ha dicho el Gobierno español?

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, señaló que «el sistema financiero español está resistiendo muy bien ante una crisis financiera internacional» en la que «hemos visto muchos países con entidades financieras que se han visto afectadas de una manera muy seria, de manera especial la primera economía del mundo».

Sobre la petición que realizó este miércoles el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, para que el Ejecutivo inyecte dinero con el fin de paliar la crisis de liquidez que viven las empresas (lo que calificó de «paréntesis» en el libre mercado), Zapatero se limitó a decir que el Gobierno ayudará a las empresas «de forma prudente y sensata», recordando asimismo a la patronal que ya se han tomado medidas a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para paliar la situación.

17. ¿Cómo han reaccionado las bolsas?

El efecto de la crisis financiera en las bolsas ha sido fulminante, en parte porque uno de sus principales motores, las fusiones y adquisiciones, se ven seriamente reducidas cuando se acaba el dinero barato para financiarlas, al endurecerse los créditos.

Ésta ha sido una semana negra para las bolsas de todo el mundo, y especialmente para Wall Street, que no empezó a remontar hasta el jueves, tras las inyecciones de dinero por parte de los bancos centrales.

El martes, y como consecuencia de la quiebra de Lehman Brothers y la venta de Merrill Lynch, Wall Street sufrió la mayor caída desde los atentados del 11‑S, un 4,42%, y el miércoles reaccionó al rescate de AIG por parte del Tesoro estadounidense con otra gran bajada, esta vez, del 4,06%.

Las bolsas europeas y asiáticas han encadenado también varios días de grandes pérdidas. En España, el Ibex cerró el miércoles con pérdidas del 2,29%, mínimo desde enero de 2006. Ese mismo día, en Rusia, el desplome de la Bolsa de Moscú obligó a suspender las operaciones.

18. ¿Qué efecto ha tenido la crisis en la campaña electoral de Estados Unidos?

Por el momento ha dado un auténtico vuelco a los temas de los que se venía hablando en los últimos días. La polémica, y efectista, designación por parte del candidato republicano John McCain de Sarah Palin como candidata a vicepresidenta ha quedado en segundo plano ante la magnitud de la crisis financiera.

Además, McCain, firme defensor de la mínima regulación financiera posible, ha tenido que ver cómo el Gobierno de su compañero de partido, el presidente Bush, decidía intervenir para salvar a una aseguradora privada.

El candidato demócrata, Barak Obama, por su parte, no ha desaprovechado la oportunidad de criticar duramente «la economía fallida de los últimos ocho años».

19. ¿Quiénes son los culpables de la crisis?

Al margen de las causas que pueden encontrarse en la crisis económica mundial, derivada de muchos factores, como el precio del petróleo o de los alimentos, y que acaba influyendo tanto en el poder adquisitivo de los consumidores y en su capacidad para pagar sus deudas, como en la confianza de los mercados financieros, la crisis actual tiene sus propios responsables:

  • Los banqueros: Su política de ganar más dinero mediante la venta de títulos de riesgo, a través de las hipotecas concedidas a clientes poco seguros, en un sistema que, además, se ramifica internacionalmente, ha resultado ser desastrosa.
  • La Reserva Federal de Estados Unidos: Las grandes bajadas de los tipos de interés que llevó a cabo desde el año 2000 contribuyeron en buena parte a generar la burbuja inmobiliaria que está explotando ahora.
  • El Gobierno estadounidense: El modelo, propugnado por la Administración de George W. Bush, de que sean las entidades financieras las que se regulen a sí mismas, ha quedado en evidencia. Habría sido necesario un mayor y mejor sistema de supervisión y control por parte del Gobierno, sobre todo en lo que respecta a las operaciones de riesgo.
  • Los agentes inmobiliarios: Más preocupados en muchos casos por conseguir clientes y vender casas a cualquier precio, que por asegurarse de que los compradores accedían a préstamos de calidad o de que estaban en condiciones de poder pagarlos.

20. ¿Cómo nos afecta todo esto?

La crisis financiera que comenzó hace un año y ha estallado ahora afecta a la economía ‘real’ (nuestros bolsillos y nuestros puestos de trabajo): la pérdida de confianza por parte de sus inversores y la falta de liquidez hace que los bancos endurezcan las condiciones de sus préstamos, y eso perjudica tanto a las familias (sus hipotecas serán más caras) como, principalmente, al mercado inmobiliario, que hasta ahora ha sido el principal motor de la economía, al menos en España. Las inmobiliarias tienen más problemas para conseguir créditos con los que seguir construyendo y empiezan a perder dinero, suspenden pagos o contratan a menos gente para trabajar.

Por otra parte, los bancos centrales están metiendo más dinero en el sistema, pero también tendrán que acabar subiendo los tipos de interés para que las entidades financieras puedan incrementar la retribución que reciben por el dinero que prestan, y devuelvan al mercado los recursos que han retirado durante la crisis, lo que se traduce, también, en créditos más caros para las familias y para las empresas.

Por lo pronto, miles de personas en Estados Unidos tienen en peligro sus viviendas o sus ahorros.

Las claves de la crisis económica

La economía española está en crisis. Lo saben desde hace tiempo los consumidores y las empresas, lo llevan diciendo desde hace meses los expertos, y lo reconoce ya el Gobierno.

El derrumbe del sector de la construcción (con la suspensión de pagos de Martinsa-Fadesa este verano como primera gran víctima), durante años el principal motor del crecimiento económico, es una de las causas más importantes, pero también lo son la crisis financiera global, los altos precios del petróleo y la dependencia energética, la alta inflación, un consumo disparado durante años, el elevado endeudamiento de las familias, un déficit exterior creciente, la falta de previsión política o la poca competitividad y productividad de muchas de nuestas empresas.

Éstas son diez claves para entender qué está pasando y por qué:

1. LOS BANCOS Y EL LADRILLO

En los últimos años, la economía española ha basado su crecimiento, además de en el turismo, fundamentalmente en el sector de la construcción.

Un mal síntoma

Desde el año 2000, y pese a que la economía general crecía a un ritmo espectacular (el 3,27% en 2004), la deuda de las familias con los bancos no ha parado de aumentar. Al mismo tiempo, la especulación con la vivienda se generaliza y, actualmente, el valor real de los pisos en España está inflado en un 30% de media.

Tipos, préstamos e hipotecas

A partir del año 2001, los tipos de interés, que determinan lo que pagamos por nuestra hipoteca, empiezan a mantenerse muy bajos. Ello, junto con el incipiente despegue del sector de la construcción, provoca en España un boom inmobiliario sin precedentes: los bancos ofrecen más y más créditos, la gente se hipoteca más y más.

Desde el año 2004, sin embargo, los tipos de interés van aumentando, y, por primera vez desde 2000, crecen los costes de financiación de los créditos (las hipotecas son más caras).

A ello se suma la subida generalizada del Euribor (el tipo oficial de referencia más utilizado para préstamos hipotecarios en España), que agobia a todos los que tienen su hipoteca a interés variable. En mayo pasado se situó en el 5,361%, con un incremento del 0,367% en sólo un mes.

Los préstamos no sólo son más caros, sino también más difíciles de conseguir. Pese a que, a diferencia del resto de Europa, la banca española ha ido batiendo un récord tras o otro de ingresos, ahora tiene menos dinero para prestar, o decide prestar menos, así que dan menos hipotecas. También tratan de conseguir más liquidez vendiendo participaciones y edificios, haciendo campañas para que metamos dinero…

Las condiciones para que nos den una hipoteca son, pues, cada vez más duras (los bancos contratan incluso a más expertos en perseguir a los morosos, que cada vez son más), sobre todo tras los desastrosos efectos que la política de créditos fáciles e inseguros provocó en EE UU el año pasado (y que se contagió a Europa, aunque no tanto a España), y en el marco de una crisis financiera a nivel mundial que en España se sufrió con especial intensidad debido, precisamente, al alto componente inmobiliario de nuestra actividad económica.

¿Qué pasó en EE UU?

Animados por el despegue inmobiliario, la buena marcha de la economía y los bajos tipos de interés, los bancos estadounidenses empezaron a prestar dinero (mucho dinero) a clientes poco seguros. Pero el mercado inmobiliario empezó a desplomarse y la vida empezó a ponerse más cara, con lo que muchos de estos clientes no podían pagar.

Los bancos empezaron a quedarse sin dinero para préstamos (los de EE UU y también los europeos, que a su vez habían prestado a los estadounidenses) y, al final, los bancos centrales de EE UU y de Europa tuvieron que inyectar liquidez (meter más dinero) en el sistema.

La crisis, además, sentó un precedente y derivó en una falta de confianza, haciendo a los bancos de todo el mundo (incluidos los españoles) más reticentes a la hora de conceder préstamos.

El colapso

De modo que las hipotecas están por las nubes y es difícil conseguirlas, los precios de los pisos están super inflados y, además, muchas familias albergan expectativas de que, si esperan, tarde o temprano los precios empezarán a bajar. El resultado es que en España la gente empieza a comprar menos viviendas.

A las inmobiliarias, por su parte, también les cuesta cada vez más conseguir préstamos bancarios para seguir construyendo y eso, unido al descenso de la demanda, hace que la construcción de casas se vaya ralentizando cada vez más.

Empiezan las suspensiones de pagos y las quiebras en el sector, algo especialmente grave, teniendo en cuenta que se trata de la locomotora del crecimiento económico español.

Además, como gran parte del empleo en estos últimos años lo ha generado la construcción, el parón del sector se ha traducido en un gran aumento del paro.

Los datos cantan

El importe medio de las hipotecas ha bajado hasta los 141.725 euros, pero las cuotas mensuales han subido: en el primer trimestre de este año estaban ya a 832 euros. Actualmente, los españoles están dedicando casi la mitad de todos sus ingresos brutos (el 46%) a pagar la hipoteca.

La venta de viviendas cayó un 31,8% en el primer trimestre.

Los pisos se han abaratado un 0,3% en el segundo trimestre del año, hasta los 2.095,7 euros por metro cuadrado. Los precios no bajaban desde 1998, antes de que empezara el boom inmobiliario. Seis de cada diez inmobiliarias asegura que ha bajado los precios para intentar reactivar la demanda.

En el segundo trimestre de este año se realizaron un total de 183.000 transacciones inmobiliarias, un 20% menos que en el mismo periodo del año pasado.

Según un informe de la consultora Grupo I, el número de viviendas inciadas a lo largo de este año será un 9,3% menor al año pasado, lo que causará la destrucción de 250.000 empleos.

Los primeros grandes afectados

El pasado día 7, la empresa constructora Martinsa-Fadesa , el mayor grupo promotor español por volumen de activos, presentó una suspensión de pagos tras haber generado una deuda de casi 6.000 millones de euros, incapaz de obtener créditos suficientes, y después de caer un 20% en Bolsa (como consecuencia, las acciones de las constructoras cayeron también en picado). Una semana después anunció 234 despidos (la cuarta parte de su plantilla). Otras 3.000 personas, pertenecientes a empresas subcontratadas, podrían verse también afectadas. La compañía se ha comprometido a entregar las más de 12.500 viviendas (valoradas en unos 2.060 millones de euros) que tiene pendientes.

La crisis no sólo afecta a las inmobiliarias y constructoras, sino también a todas las empresas relacionadas con la construcción. Sanitarios Roca, por ejemplo, anunció la supresión de 125 empleos, tras un primer aviso en el que amenazaba con 400 despidos. Tau Cerámica presentará un expediente de regulación de empleo que afectará a 110 empleados.

En el segundo trimestre del año el número de empleos destruidos en el sector de la construcción se multiplicó por cinco (un 380% más) con respecto al mismo periodo de 2007.

2. LOS PRECIOS

El petróleo

El precio del crudo ha subido más de un 60% en los últimos doce meses (por el crecimiento de la demanda mundial, por los especuladores del mercado, por las restricciones en la oferta de los países productores, por la debilidad del dólar, porque cada vez queda menos crudo, por la inestabilidad política internacional…).

Ello se ha traducido en un alza del coste de muchos de los productos más básicos, incluyendo la electricidad o los carburantes.

En junio la gasolina batió récords: 1,251 euros el litro (un 12,29% de subida desde enero), y el gasóleo (a 1,296 euros por litro, con un 20% de subida), se acercó a máximos históricos.

Los alimentos

Con subidas de entre el 23,13% y el 46,28% en algunos productos, el precio de los alimentos también se ha disparado. Las causas son complejas y, muchas de ellas, globales, empezado por el propio aumento del precio del petróleo (la energía para producir y procesar la comida), y pasando por otros muchos factores, desde el uso de biocombustibles (no hay consenso al respecto) hasta las sequías o el aumento mundial de la demanda, especialmente en India o China.

Desde 2005 los alimentos básicos han subido un 75% en todo el mundo.

Los datos cantan

El pasado mes de junio, la inflación (los precios) registró el peor dato de los últimos 13 años y superó la barrera psicológica del 5%. El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, para quien esta crisis económica es «la más compleja que se ha vivido nunca», ya ha admitido que este año se situará en torno al 4%. Lo achaca al «brutal» encarecimiento del precio del petróleo.

Las familias pueden ahorrar cada vez menos: en el primer trimestre de 2008, el gasto de los hogares españoles creció a mayor ritmo (6,1%) que la renta disponible, y la tasa de ahorro se situó en sólo 2,60 euros de cada 100 disponibles, cuatro décimas menos con respecto al mismo periodo de 2007.

3. EL PARO Y LAS EMPRESAS

Vacas flacas

Uno de los principales efectos de la crisis es el aumento del desempleo, principalmente en el sector de la construcción (que es el que más trabajo ha venido generando), pero también en innumerables empresas, grandes y pequeñas, que, pese a que algunas están logrando capear el temporal mediante ingresos atípicos (venta de activos), se están viendo afectadas por la recesión general, la caída del consumo, el frenazo en el mercado publicitario, el aumento de los costes laborales, la falta de previsión, la crisis financiera, etc.

No sólo estamos consumiendo menos, sino que también tardamos más en pagar y pagamos más a crédito, lo que afecta asimismo a las cuentas de resultados de las empresas: el pasado mes de mayo, un 85% más de productos comerciales que en mayo de 2007 estaban en la cuenta de impagados, es decir, que habían sido comprados pero no pagados todavía.

Otra causa fundamental del aumento del paro es que se están creando menos empresas nuevas (un 33,1% menos el pasado mes de mayo que en mayo de 2007).

Los datos cantan

En junio, el paro, que no ha dejado de aumentar desde el mes de marzo, subió 36.849 personas, hasta los 2.390.424 desempleados. Era la primera vez que subía en un mes de junio desde 1993. En apenas tres meses, más de 88.000 personas han dejado de trabajar.

El Gobierno ya ha tenido que revisar al alza su previsión de la tasa del paro para el año que viene, asegurando que llegará al 11% (España será en 2009 el país de la OCDE con mayor tasa de paro, por encima de Turquía).

Según el avance del mercado laboral de julio elaborado por Analistas Financieros Internacionales (AFI) y la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (AGETT), en el tercer trimestre del año se destruirá empleo en España y la tasa de paro no se reducirá hasta 2011.

Algunos ejemplos

La compañía aérea Spanair ha anunciado esta misma semana que despedirá a 1.100 empleados y cancelará nueve rutas debido a la crisis del sector, causada por el aumento del precio del petróleo y la caída de la demanda (la aerolínea europea de tarifas bajas Ryanair, por su parte, cerrará temporalmente su base en Valencia a finales de este año).

También esta semana, la multinacional italiana Pirelli comunicó su intención de despedir a unos 280 trabajadores en su fábrica de Manresa, debido al «rápido deterioro de las condiciones macroeconómicas».

Imperial Tobacco presentó hace semanas un expediente de regulación de empleo que afectará a 226 trabajadores de la fábrica de Altadis en Cádiz.

La reducción de empleo está afectando a grandes multinacionales de todo el mundo, debido a la crisis de ventas. General Motors, por ejemplo, ya ha anunciado despidos para recortar sus costes hasta en un 20%.

4. EL DINERO PÚBLICO

Menos superávit

La crisis está mermando también las arcas públicas. En los cinco primeros meses de este año el superávit de las cuentas del Estado se ha reducido en un 80% respecto al mismo periodo de 2008. La recaudación de impuestos de IRPF ha subido un 9,8%, pero, debido a que cada vez consumimos menos, por el subidón de los precios, el IVA ha descendido un 17,8%.

También se ha recaudado menos en el Impuesto de Hidrocarburos (el que se aplica a los carburantes), ya que cada vez nos lo pensamos más a la hora de llenar el depósito.

Lo único que se ha salvado de la quema es la Seguridad Social , que, a pesar de la caída del empleo, ha mejorado en un 9% su balance positivo.

5. LA BOLSA

Mínimos

Gravemente afectada por la crisis inmobiliaria y por la situación de empresas como Martinsa-Fadesa, la bolsa española ha marcado varios mínimos anuales. El pasado martes perdió un 2,55% y en lo que va de año acumula pérdidas del 26,5%.

Las bolsas mundiales, debido sobre todo al precio del petróleo, no están en una situación mucho mejor. El pasado 26 de junio las europeas se dejaron entre un 2% y un 3% y Wall Street perdió un 3,03% hasta situarse en el nivel más bajo desde septiembre de 2006.

6. EL CRECIMIENTO ECONÓMICO GENERAL

Frenazo

Después de unos 14 años de crecimiento ininterrumpido, el parón económico (o, más exactamente, la desaceleración, porque no es que la economía española esté ‘decreciendo’, sino que está creciendo más lentamente) es un hecho.

Esta misma semana, el FMI, que ha cifrado en un billón de dólares el impacto de la crisis en EE UU, ha reducido en medio punto porcentual, hasta el 1,2%, su previsión de crecimiento para España el año que viene.

Solbes, por su parte, ha admitido que la desaceleración es «notable», que el «ajuste» (medidas de austeridad, despidos, recortes presupuestarios…) será «intenso» y que el crecimiento económico en 2008 estará por debajo del 2%. Las previsiones para 2009, dijo, son más bajas aún, aunque aseguró que empezaremos a repuntar a mediados de año.

Compramos más que vendemos

La balanza exterior tampoco va muy bien: hasta el pasado mes de abril tuvo un déficit de 40.720,1 millones de euros, lo que supone un aumento del 15,5% respecto al mismo periodo de 2007 (las importaciones crecieron más que las exportaciones). Además, se amplió el déficit energético.

Así, la economía española tuvo una necesidad de financiación de 38.260 millones de euros en el primer cuatrimestre, un 13% más que hace un año.

Pesimismo

Según el Eurobarómetro 2008 de primavera, España es el país de toda la UE donde los ciudadanos se muestran más pesimistas con respecto a su economía. Nos siguen los griegos, los portugueses y los belgas. De acuerdo con esta encuesta, después del terrorismo lo que más nos preocupa es, en este orden, el paro, la vivienda y la subida de precios.

Una encuesta reciente realizada para el diario El País reveló que para nueve de cada diez españoles la economía española «está en crisis», y que el 53% cree que la cosa irá a peor.

El índice de confianza de los consumidores cayó en 4,7 puntos durante el pasado mes de junio, instalándose en 51,7 puntos, su mínimo histórico, según datos del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Por lo pronto, la crisis ha frenado el número de reservas turísticas en el extranjero, y un 42% de los españoles estaría dispuesto a viajar fuera de temporada para poder ahorrar.

7. LA REACCIÓN DEL GOBIERNO

«Situación delicada»

Pese a la presión y los reproches de todos los partidos de la oposición, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero , se ha resistido a usar la palabra «crisis» (prefiriendo hablar de «situación difícil» y «situación delicada», o calificando de «opinable» el hecho de que exista crisis económica) hasta el pasado día 8, en que al fin utilizó el término en una entrevista en televisión .

También se ha negado a emplear la palabra Pedro Solbes, quien llegó a decir que «la gente exagera mucho cuando se habla de crisis».

Las medidas

Entre las iniciativas anunciadas o puestas ya en marcha por el Gobierno para hacer frente a la crisis económica se encuentran las siguientes:

  • Deducción de 400 euros en el IRPF y supresión del Impuesto de Patrimonio.
  • Adelanto de la devolución del IVA a las empresas (podrá solicitarse mensualmente en lugar de anualmente).
  • Nuevos planes para favorecer las energías renovables y una ley de eficacia energética y energías renovables. Más inversión en Inversión y Desarrollo.
  • Medidas para estimular el sector de la construcción, que recibirá una inyección adicional de 15.000 millones de euros en 2009 y en 2010.
  • Nueva ley de arrendamientos urbanos para dar más garantías a los arrendadores de vivienda, confiando así en que aumente la oferta y bajen los precios de los alquileres.
  • Impulso a las viviendas de protección oficial y menos impuestos sobre la rehabilitación.
  • Medidas para aumentar, sin coste adicional, los plazos de las hipotecas de las familias más necesitadas.
  • Reducción de las cargas administrativas sobre las empresas en un 30%.
  • Más avales para la concesión de créditos a pequeñas y medianas empresas.
  • Congelación de sueldos de los altos cargos del Gobierno (los de la Generalitat de Cataluña o el presidente regional de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, ya han anunciado que lo harán).
  • Incremento del gasto corriente del Estado en sólo un 2%.
  • Rebaja de la oferta de empleo público en un 30%, para contener el gasto.
  • Aumento del salario mínimo de 600 a 800 euros.

8. LAS CRÍTICAS AL GOBIERNO

«Una broma»

El presidente del PP, Mariano Rajoy , que se ha mostrado partidario de políticas basadas en menos impuestos y en una mayor austeridad en las cuentas públicas y en todas las administraciones, calificó de «broma» las últimas medidas contra la crisis anunciadas por el presidente del Gobierno, y aseguró que el diagnóstico sobre la economía española realizado por Zapatero es «tardío, incompleto e ilusiorio». No obstante, ha ofrecido su ayuda al Ejecutivo para superar la situación.

Más flexibilidad

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha reprochado al Gobierno que «no haya tomado medidas contra la inflación» e insiste en pedir más flexibilidad en los contratos de alquiler, moderación salarial y reducción de los márgenes comerciales.

9. ¿CRISIS?, ¿QUÉ CRISIS?

Grandes empresas

Para algunas grandes empresas españolas la crisis no parece ser un problema. Banesto, Unión Fenosa y Caja Madrid, por ejemplo, obtuvieron buenos resultados en el primer trimestre: Banesto ganó 449, 5 millones de euros, un 15% más que en el mismo periodo de 2007; Unión Fenosa, 652,3 millones, un 27,8% más; Caja Madrid, 1084, 52 millones, un 1,1% más.

La pega en el caso de las entidades bancarias es su elevada tasa de morosidad, que no deja de subir (un 0,79% más en el caso de Banesto; un 1,89% en el de Caja Madrid).

Millonarios

El número de personas ricas (aquellas que tienen activos financieros netos superiores al millón de dólares) creció el año pasado en España un 4%, tres puntos por encima de la media europea. En total son ya unos 164.000 particulares.

10. CÓMO LO VEN DESDE FUERA

La prensa internacional

Algunos titulares recientes sobre la crisis inmobiliaria y económica en España:

  • Clarín (Argentina): «Inflación, temor al desempleo y deudas: La crisis económica preocupa a los sectores populares de España»”.
  • The Economist (Reino Unido): «¿Crisis?, ¿qué crisis?» (en alusión a la resistencia del Gobierno español a emplear la palabra).
  • The Daily Telegraph (Reino Unido): «España pierde brillo mientras la crisis se hace más profunda».
  • The Times (Reino Unido): «Martinsa-Fadesa cae víctima de la crisis inmobiliaria en España».
  • The Financial Times (Reino Unido): «El final de la burbuja inmobiliaria trae la recesión».
  • The Globe And Mail (Canadá): «Martinsa-Fadesa, primera víctima de la crisis del mercado inmobiliario español».
  • Le Monde (Francia): «La caída de la primera promotora del país sacude España».
  • The Wall Street Journal (EE UU): «España sufre con el atasco de la vivienda».
  • International Herald Tribune (EE UU): «La empresa que simbolizaba el boom inmobiliario español entra en suspensión de pagos».
  • Der Spiegel (Alemania): «La crisis inmobiliaria amenaza a la economía española».
  • La Repubblica (Italia): «La crisis inmobiliaria sacude España».