María

almas_maria_magdalena-featured

—¿Y dónde si no esperabas encontrarme? ¿Dónde si no? ¿Dónde esperabas que estuviese?

—…

—¿Tú no estabas muerto, muerto y enterrado? ¡Tú…!

—He resucitado.

—Llévame contigo o lárgate y no vuelvas más.


Ilustración: “María Magdalena“, de Lawrence Alma-Tadema, 1854 (detalle)